Afirmaciones positivas para niños

La intervención temprana de salud mental es importante para prevenir desórdenes más serios en los siguientes años de vida. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, cerca de 13 por ciento de los niños entre los ocho y 15 años de edad exhiben algunos signos de enfermedad mental. Mientras que las afirmaciones positivas no pueden curar el desorden psicológico en el cerebro de un niño, pueden ayudar a aumentar la autoestima y la confianza para ayudar a los niños a superar dificultades psicológicas durante su desarrollo.

Escribir

Poner sus pensamientos en papel por lo general le ayuda a los niños a clarificar sus ideas y encontrar maneras para superar pensamientos negativos y temor. Según la Cadena de Apoyo a la Familia de Oregon, puede ser difícil ver el lado positivo de una situación cuando el dolor parece insoportable. Para prevenir la depresión, los niños deben escribir acerca de sus sentimientos y pensamientos negativos en una lista. Cada mal pensamiento debe ser contrastado con un pensamiento positivo opuesto. Tu hijo debe crear afirmaciones de su lista positiva. Por ejemplo, si tiene problemas sociales en la escuela, puede pensar que nadie lo quiere y que siempre estará solo. Junto a esa entrada, debe escribir acerca de algún amigo específico con el que juegue. Después, debe crear una afirmación como "Soy amigable y extrovertido y la gente me quiere. Tendré una vida social plena cuando crezca".

Estímulo

Los padres, maestros y cuidadores juegan un papel importante en el desarrollo emocional de los niños. Los padres pueden ayudar a que los niños desarrollen una autoimagen sana usando declaraciones positivas y afirmaciones cuando estén enseñándoles y cuando estén guiando a los pequeños. En los deportes, el estímulo es más efectivo para motivar a los niños que denigrándolos y apuntando a sus errores. Los niños estimulados a comer comida sana para su beneficio positivo eventualmente desarrollan hábitos sanos para comer, mientras que los niños a los que se les dice que engordarán si comen comida no sana tienden a gravitar hacia elecciones poco sanas. Los niños a los que se les dice que son buenos están más inclinados a llevar a cabo esos mensajes justo como los niños que se les dice constantemente que son malos tienden a llevar a cabo estos mensajes negativos.

Entrenamiento

Según la Guardería de Texas, el papel de la disciplina y la educación no es controlar a los niños, sino enseñarles a cómo controlar su propio comportamiento y pensamientos. Una vez que los niños aprenden que tienen poder sobre sus emociones y acciones, ellos pueden aceptar la responsabilidad por las consecuencias que reciben y escoger cambiar comportamiento destructivo y pensamiento negativo. Las afirmaciones positivas ayudan a moldear sus propias imágenes y sus habilidades. Regresarle a los niños su poder a través de afirmaciones como "puedo controlarme" y "soy un buen estudiante" resulta en cooperación social y fortalecimiento en el niño. La reflexión positiva que se le enseña a los pequeños también se traduce en hábitos que seguirán usándose a través de la madurez.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por monica del valle