Cómo puede afectar a los niños la negatividad de los padres

Ser padre no es fácil, incluso durante los mejores momentos. No es posible incluso para la persona más optimista ser risueña y alegre todo el tiempo, y todos experimentan ocasionales sentimientos de negatividad. Sin embargo, demasiada negatividad puede tener un impacto negativo en tus hijos e incluso puede causar efectos dañinos y duraderos.

Baja autoestima

La negatividad parental persistente está relacionada con la baja autoestima en los niños. Un nivel positivo y saludable de autoestima es una de las barreras más importantes que un niño tiene para protegerse de los desafíos y daños del mundo. Sin un autoestima saludable, los niños podrían tener miedo de tomar riesgos o salir de su zona de confort. Podrían desarrollar un diálogo interno negativo generalizado o patrones de pensamiento. Podrían incluso ser más propensos a desarrollar trastornos físicos y mentales, como trastornos alimenticios y ansiedad. Un estudio publicado en la edición de abril del 2000 del Journal of Personality ilustró el efecto de las interacciones parentales positivas y autoestima en los niños.

Depresión

La negatividad también puede tener un efecto perjudicial en la salud mental de tu hijo. Debido a que los hijos imitan el comportamiento y humores de sus padres, creciendo con un padre que muestra los comportamientos negativos y parece deprimido frecuentemente puede incrementar el riesgo que un niño tiene de desarrollar trastornos del estado de ánimo como depresiones. La negatividad de los padres puede tener un efecto perjudicial en la manera en la que los niños se ven a sí mismo y al mundo, lo cual puede llevar al desarrollo de riesgos cognitivos para la depresión más adelante, dice Richard Rende, profesor asociado de psiquiatría y comportamiento humano en la Brown Medical School y el Butler Hospital, en un artículo para la revista Parents.

Trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad se caracterizan por una preocupación excesiva, miedo y aprehensión. Aunque todos los niños experimentan ansiedad de vez en cuando, los niños con padres negativos tienen un riesgo mayor de desarrollar un trastorno de ansiedad. Un estudio clínico publicado en la edición de diciembre de 2001 de la revista Behaviour Research and Therapy, examinó el vínculo entre la ansiedad en los niños y los estilos de crianza. Los investigadores descubrieron que las madres de niños ansiosos eran más negativas en sus interacciones que las madres de niños en el grupo de control. Interesantemente, las madres de los niños ansiosos también tendían a estar más involucradas y a ser más entrometidos que los padres de los niños en el grupo de control.

Comportamiento antisocial

Una investigación publicada en 2008 en el Journal of Abnormal Child Psychology descubrió un fuerte vínculo entre la negatividad de los padres y un mayor riesgo de conductas antisociales en los niños. Podría decirse que este es uno de los mayores impactos de la negatividad parental en los niños, ya que la conducta antisocial a una edad temprana puede llevar a un diagnóstico de trastorno de la conducta, el predecesor del trastorno de la personalidad antisocial en adultos. Dependiendo de su edad, los niños con padres negativos podrían mostrar comportamientos antisociales como el acoso, explosiones de ira frecuente e intensa, faltar a clases o dañar la propiedad.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por alejandro moreno