¿Cómo afectan los viajes a la salud?

Mientras estás viajando a menudo por placer, yendo y viniendo de la ubicación de destino también puede ponerte en riesgo de enfermarte. Cuando sabes los riesgos potenciales, serás más capaz de luchar contra ellos adoptando algunas medidas preventivas. Si estás realmente preocupado acerca de cómo mantenerte saludable en tu próximo viaje, habla con tu médico acerca de los pasos específicos que debes tomar.

Estrés

Se supone que debe ser divertido, pero el viaje es también estresante. El transporte aéreo puede incluir vuelos atrasados​​, vuelos cancelados, pasajeros malhumorados u otros elementos que puedan elevar tus niveles de estrés. Lo mismo es válido para viajes en autobús o tren. Si vas en coche, te enfrentarás al estrés de perderte o de estar encerrado durante largos períodos de tiempo. El estrés puede conducir a una serie de problemas de salud, incluyendo dolores de cabeza, dolor muscular, dolor de pecho, ansiedad o malestar estomacal, dice MayoClinic.com. Trata de combatir esto manteniendo una buena actitud a lo largo de la porción de tránsito, reconociendo que el viaje no será tan suave como te gustaría que fuera.

Falta de sueño

Con vuelos perdidos, vuelos largos o viajes largos en coche, tu salud también puede sufrir de falta de sueño. Eso puede hacer que te vuelvas malhumorado en el corto plazo y en el largo plazo, la falta de sueño puede conducir a problemas como obesidad, enfermedades del corazón, obesidad o diabetes. En el corto plazo, ser descuidado puede hacerte más susceptible a resfriados, gripe y otras enfermedades comunes. Mientras que no puedes controlar los horarios de las líneas aéreas, puedes tratar de evitar la falta de sueño al dormir mucho tiempo antes de tu partida, y no tomar parte en demasiadas actividades durante tu viaje.

Exposición

Viajar también te pone en riesgo de exposición a enfermedades de otras personas. Cuando estás atrapado en un avión, autobús o tren con otras personas, estás expuesto a los gérmenes, por no hablar de todos los nuevos patógenos a los que estás expuesto al llegar a tu destino. En algunos lugares, vas a estar expuesto a enfermedades potencialmente dañinas para las que puedes ser vacunado. Si viajas al extranjero, revisa los Centros de Control de Enfermedades para la información de vacunación en la página de Traveler's Health para asegurarte de que tus vacunas estén al día. También habla con tu médico acerca de maneras de aumentar tu inmunidad antes de tu viaje.

Rutina

Viajar fuera de casa significa que vas a estar fuera de tu rutina normal, y que puedes deshacerte de las rutinas que puedas tener en tu lugar para proteger tu salud. Puedes acordarte de tomar tus vitaminas antes de trabajar todos los días, o puedes tomar tus medicamentos todos los días a la hora del almuerzo. Cuando no estás en la misma rutina, es más difícil asegurarte de que todavía estás haciendo esas cosas. En el camino, tendrás que llegar a un nuevo mecanismo para estar al tanto de los medicamentos, el ejercicio y otros procesos protectores de salud. Prueba de establecer una alarma en tu teléfono móvil o hacer que tus compañeros de viaje te ayuden a recordar.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por daniela laura arjones