¿Cómo afectan las vellosidades intestinales la absorción de alimentos?

El revestimiento interno del intestino delgado se parece al terciopelo. Esas estructuras suaves similares a pelos son llamadas vellosidades. Piensa en ellas como pequeños dedos que alcanzan y toman a los nutrientes de los alimentos que comes para darle al cuerpo todas las vitaminas, los minerales, las grasas, las proteínas y los azúcares que necesita para desarrollarse. Cuando estas estructuras se dañan debido a una patología médica, rápidamente puedes sufrir malnutrición.

Estructura

Cada vellosidad sobresale aproximadamente 1 milímetro de la superficie interior del intestino delgado, según Colorado State University. Dentro de cada vellosidad existe una vena diminuta que vierte los nutrientes directamente en tu torrente sanguíneo. El exterior de cada vellosidad está cubierto por unas estructuras aún más pequeñas llamadas microvellosidades. Estas expanden aún más el área de superficie de cada vellosidad y ayudan aún más a captar los nutrientes.

Absorción de nutrientes

Luego de que tu estómago degrada parcialmente el alimento que ingieres, el intestino delgado debe trabajar. Tu intestino delgado se divide en tres segmento, los cuales poseen vellosidades, pero las que más absorben son las del tramo final. Primero, el alimento pasa a través del duodeno, que junto con la bilis y las contracciones musculares degradan aún más los alimentos. A continuación, el yeyuno trabaja igualmente duro para trasladar el alimento por el tracto digestivo hacia el íleon. En la zona final del intestino delgado, las vellosidades del íleon absorben la mayoría de los nutrientes, incorporando cada parte antes de impulsar los restos del alimento hacia el intestino grueso.

Daño a las vellosidades

Ciertos problemas gastrointestinales pueden dañar o destruir las sensibles vellosidades intestinales. El síndrome del colon irritable, la enfermedad de Crohn, los divertículos y el estreñimiento crónico son sólo algunos de los problemas que impactan negativamente sobre las vellosidades. La enfermedad celíaca (la incapacidad de procesar el gluten presente en los alimentos a base de cereales) puede destruir las vellosidades sanas. Si sufres de uno o más de estos tipos de trastornos intestinales, es posible que tu médico deba hacer cambios grandes en tu dieta para manejar el problema. Una vez que los síntomas estén bajo control, tu cuerpo generará nuevas células y reemplazará las vellosidades dañadas, aunque puede llevar varios años que un intestino adulto sane completamente, según el National Digestive Diseases Information Clearinghouse.

Importancia de la salud intestinal

Consumir abundante fibra en la dieta diaria, ejercitarse regularmente y mantener el peso corporal son sólo algunas de las formas en las que puedes mantener tu salud intestinal. Tener deposiciones regulares sólidas y voluminosas es importante para ayudar a sobrevivir a tus vellosidades. Si un problema intestinal crónico hace que las células de estas estructuras mueran, tu capacidad de absorber nutrientes se verá reducida dramáticamente. Con el tiempo, se te va a caer el cabello, tus uñas se volverán débiles y quebradizas y puedes bajar de peso drásticamente ya que tu cuerpo va sufriendo cada vez más la malnutrición. Si no se trata, la malnutrición comienza a impactar en los órganos vitales y puede llevarte al hospital.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por paula santa cruz