Cómo afectan las tabletas de cafeína a tu cuerpo

Las pastillas de cafeína o comprimidos contienen generalmente entre 50 y 200 mg de cafeína por porción, según señala Center for Science in the Public Interest. Esto es aproximadamente el doble de la cantidad de una taza normal de café. Aunque la intensidad y efectos específicos de esta cantidad de cafeína variarán dependiendo de las circunstancias individuales, muchas reacciones físicas se producen en el cuerpo después de consumirla.

Estado alerta

Tomar tabletas de cafeína aumenta el nivel de alerta. Dado que la cafeína es un estimulante, acelera las funciones del sistema nervioso central y proporciona un impulso rápido de energía. También bloquea a tu cuerpo de enviar señales de cansancio o fatiga, lo que puede hacer que sea más fácil mantenerte despierto. Aunque esto a menudo es útil cuando necesitas mantenerte despierto, algunas personas pueden tener problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormidos durante el día. De hecho, el American Academy of Sleep Medicine estima que los efectos estimulantes de la cafeína pueden durar de ocho a 14 horas.

Cambios de humor

Tomar una o más tabletas de cafeína también puede afectar tus emociones o el estado de ánimo en general. La cafeína puede hacer que te sientas tenso, irritable, nervioso, inquieto, ansioso o nervioso. La probabilidad de experimentar estos cambios de humor aumenta en proporción a la cantidad de cafeína que consumas.

Cantidades excesivas

Aunque una dosis de 50 a 200 mg de cafeína es poco probable que cause efectos dramáticos, tomar una dosis de cafeína de 500 a 600 mg puede afectar tanto como una anfetamina en dosis bajas, según el American Academy of Sleep Medicine. Esto puede causar varios efectos secundarios desagradables, incluyendo una sudoración excesiva, diarrea, aumento de la respiración o del ritmo cardíaco, temblores musculares, náuseas o dolor de cabeza. Ten cuidado cuando tomes tabletas de cafeína, no tomes más de la dosis recomendada en la etiqueta.

Tolerancia o dependencia física

Puedes llegar a convertirte físicamente dependiente de la cafeína, especialmente si la consumes con regularidad o en grandes cantidades. Tu cuerpo requerirá una cantidad cada vez mayor de cafeína para lograr los mismos efectos. Puedes experimentar fuertes dolores de cabeza, depresión, dolores musculares o irritabilidad cuando no consumes cafeína durante un período prolongado de tiempo. Si tienes preguntas específicas o preocupaciones acerca de la forma en que la cafeína afecta tu organismo, habla con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por daniela fedorov