Cómo afectan las bebidas frías la digestión

Tanto la medicina tradicional china como la medicina ayurvédica toman en consideración el elemento caliente o frío de los alimentos y bebidas. La medicina ayurvédica aconseja beber agua caliente en la mañana para estimular la digestión. En la medicina occidental, esto no es en absoluto una preocupación, pero tal vez debería ser considerado, especialmente por aquellos con problemas digestivos.

Comer y beber al mismo tiempo

Tomar una bebida mientras se come no es realmente necesario, y podría alterar la digestión en general. Si la bebida está caliente o fría, es mejor guardarla para cuando hayas terminado de comer. Según la Raw Food Explained.com, las bebidas interfieren con la digestión, ya que el líquido digestivo y las enzimas son arrastradas con la bebida en lugar de permanecer en el estómago. Además, tomar un trago de una bebida podría lavar los alimentos que no se han procesado correctamente a través de la masticación y de la mezcla con la saliva en la boca.

Bebidas frías, digestiones lentas

Según la doctora Susan E. Brown, las bebidas y comidas frías reducen el ritmo de la digestión porque éstas deben ser "calentadas" antes de que ocurra una digestión apropiada. Las bebidas frías se retiran del estómago más rápidamente. Aquellas a temperatura ambiente, siguen más tiempo en el estómago. Es por ello que los corredores de maratón intentan hiper hidratarse y beber agua fría antes de una carrera para evitar deshidratarse. Sin embargo, si los líquidos fríos entran al estómago a un ritmo rápido, no ayudan a la digestión.

Leche fría

La medicina Ayurvedica sugiere que se hierva la leche antes de beberla porque la leche fría es difícil de digerir adecuadamente. La leche es productora de moco para todos, digerirla le implica etapas adicionales al estómago y, en los bebés, en realidad se corta en el estómago debido a una enzima particular para hacerla más digerible.

Refresco con gas frío

Los refrescos o bebidas carbonatadas pueden causar hinchazón en el estómago y gases. Las bebidas muy frías, especialmente aquellas con mucha azúcar, pueden provocar malestares incómodos e incluso náuseas cuando se consumen con el estómago vacío. Aunque las bebidas de cola y el ginger ale ayudan con los síntomas de las náuseas, no se recomiendan en forma regular debido a su alto contenido de azúcar y a otros ingredientes añadidos. Cuando los bebes por un malestar estomacal, a temperatura ambiente es mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por vanessa newman | Traducido por maricela guillen