La afectación del medicamento para la hipertensión en el ejercicio

Los medicamentos para la presión arterial alta y el ejercicio se utilizan para tratar la hipertensión y con frecuencia se prescriben juntos. La mayoría de las personas que toman medicamentos para la alta presión arterial pueden ejercitarse de forma segura, de hecho, esto se suele recomendar. Sin embargo, todos los medicamentos suponen un cierto riesgo de efectos secundarios y los medicamentos para la presión arterial no son la excepción. Si estás tomando medicamentos para la presión arterial alta, habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicio, debido a que ciertos efectos secundarios como la fatiga o mareos pueden afectar los tipos de ejercicio que eres capaz de hacer.

La presión alta y el ejercicio

El ejercicio es fundamental en el tratamiento de la presión arterial alta, ya que fortalece el corazón, reduce el estrés y favorece la pérdida de peso. En general, es seguro hacer ejercicio mientras que tomas medicación de la presión arterial y los médicos suelen recetar medicación y ejercicio para tratar la hipertensión. Si ya estás tomando medicamentos para la presión arterial alta, agregar el ejercicio regular puede ayudar a bajar la dosis. Dicho esto, antes de iniciar un programa de ejercicios mientras estás tomando cualquier tipo de medicamento, pregunta a tu médico si el ejercicio hará que el medicamento funcione de forma diferente si tu medicación afectará la reacción de tu cuerpo al ejercicio.

Efectos secundarios

Algunos de los medicamentos comúnmente recetados para la presión arterial alta pueden causar efectos secundarios que pueden afectar la forma en que te sientes durante el ejercicio, sin embargo, muchas personas no tienen efectos secundarios adversos con medicamentos para la presión arterial alta. Algunos medicamentos recetados con frecuencia para la hipertensión incluyen bloqueadores beta, inhibidores de la enzima convertidora de, o ACE, inhibidores y diuréticos. Los bloqueadores beta e inhibidores ACE pueden causar fatiga y mareos, lo que puede afectar la intensidad y la duración a la que puedes ser capas de ejercitarte cómodamente. Los diuréticos a menudo causan un aumento en la orina, por lo que cuando haces ejercicio mientras los tomas, es importante beber mucha agua para evitar la deshidratación ya que el agua también se pierde a través del sudor.

Seguridad

Si tienes presión arterial alta, es importante comenzar a hacer ejercicio lentamente, sin importar si estás tomando medicamentos, según la clínica Mayo. Deja de hacer ejercicio y busca asistencia médica si experimentas signos de alerta durante el ejercicio, incluyendo: dolor de pecho, mareos, desmayos, dolor en el brazo o la mandíbula, dificultad respiratoria severa, fatiga severa o un latido irregular del corazón.

Cambios de estilo de vida

Además de ejercicio y medicamentos de alta presión arterial, el médico puede recomendar otros cambios de estilo de vida que pueden ayudar a reducir tu presión arterial. Estos cambios incluyen una dieta saludable con potasio, fibra y sólo cantidades limitadas de sal y alcohol, dejar de fumar, reducir el estrés, y alcanzar un peso corporal saludable.

Prevención

Hacer 30 minutos de ejercicio casi todos los días a la semana puede prevenir que padezcas hipertensión arterial en primer lugar. Otras cosas que puedes hacer para prevenir el desarrollo de la hipertensión incluyen no fumar, llevar una dieta rica en verduras, frutas y lácteos bajos en grasa, controlar el estrés de una manera saludable, y no beber más de una bebida alcohólica al día para las mujeres, o dos bebidas para los hombres. Si tienes pre-hipertensión, el médico puede prescribir ejercicio y/o la medicación para evitar que se convierta en hipertensión en toda la regla.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por verónica sánchez fang