¿Cómo afecta la socialización al desarrollo de los niños?

Aun cuando quieras que tu pequeña sea tuya y de nadie más, ella se puede beneficiar enormemente de la interacción con otros niños de su edad. Permitir que tu hija socialice con otros la ayudará a desarrollar habilidades muy necesarias que llevará consigo y mejorarán a medida que crezca. Simplemente tendrás que encontrar a otro compañero para ti mientras ella se divierte con sus nuevos amigos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Permite que expanda sus horizontes verbales. A pesar de que tus conversaciones con tu hija la ayudan en gran medida a desarrollar sus habilidades de habla, una vez que empiece a socializar con niños de su propia edad será capaz de refinar otros aspectos de la evolución del lenguaje. Aprenderá a establecer conversaciones, hacer preguntas, dar respuestas y el tono social adecuado que debe usar para comunicarse con los demás. Tendrá que usar sus palabras para expresar sus necesidades y deseos en vez de simplemente tomar lo que quiera o pelear para conseguirlo.

  2. Haz que tu hija socialice con otros para introducirla al verdadero mundo de compartir. Cuando una niña se expone a otros pequeños y se le permite jugar con ellos, aprende a turnarse y a jugar amablemente. Incluso si no ocurre de inmediato, ella aprenderá tarde o temprano que tiene que desarrollar esas habilidades si quiere que los niños jueguen con ella. Pasará de un juego paralelo a un tipo de juego cooperativo e interactivo. Podrás apreciar el dar y recibir entre tu hija y sus nuevos amigos.

  3. Deja que haga algunos amigos. Ser capaz de desarrollar amistades nuevas por cuenta propia puede mejorar su autoestima y darle algo divertido para conversar durante la cena. Estará emocionada de mostrarle a otros niños sus pertenencias preferidas o contar historias. Aunque seas una compañera de juegos fantástica, ella crecerá y evolucionará hasta jugar con otros de su edad que compartan los mismos intereses y formas de divertirse.

  4. Alienta a tu pequeña a resolver sus propios problemas. La interacción con otros niños la expondrá a situaciones en las que tendrá que aprender cómo solucionar problemas y conflictos. Ya sea que esté construyendo algo con otro y el proyecto se desmorone o si se cuestionan las reglas de un juego, ella aprenderá a comprometerse y a probar formas nuevas de tener éxito. De esa manera, podrá trabajar de forma cooperativa con los demás niños para crear una lluvia de ideas y hallar una solución.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por laura guilleron