Cómo afecta la socialización al aprendizaje de los niños

Las mentes humanas son maleables y adaptables, capaces de tomar e incorporar todo lo que les rodea. Es esta capacidad la que ha sacado a la humanidad más allá de los meros impulsos de la naturaleza. El acto mismo del aprendizaje, sin embargo, también es algo que puede ser moldeado por la sociedad, que afecta la forma en que vemos el mundo.

Socialización

La socialización es el acto por el cual las personas adquieren y desarrollan las normas culturales, rasgos de personalidad y comportamientos de aquellos que las rodean, como la familia, los compañeros, la religión y el estado. Esto se puede lograr ya sea consciente o inconscientemente. La genética también juega un papel importante en la construcción del comportamiento, pero la socialización ayuda a moldear los rasgos inveterados. Estos son algunos ejemplos del mundo real: a las tribus Semai de Malasia se les enseña a ser calmos y evitar los problemas, pero los indios Yanomamö en el norte de América del Sur están capacitados para ser agresivos. El psicólogo Silvan Tomkins fue famoso por su habilidad para leer el comportamiento de un individuo sólo de las expresiones faciales que había aprendido de su cultura tribal. Sin embargo, estos arquetipos son más una generalidad que una regla.

Función

El aprendizaje afecta a la socialización, lo que afecta al aprendizaje, por lo que es útil dividir el aprendizaje yendo más allá: la forma en que la mente se estructura cognitivamente para facilitar el aprendizaje, y el acto de aprender. Ambos pueden ser embebidos en la sociedad y el medio ambiente en torno al individuo, comenzando temprano en su vida. Estos pueden afectar a la creatividad, el entusiasmo por el aprendizaje y el contexto del yo dentro de un grupo. Un artículo del 10 de julio de 2010, en "Newsweek", por Po Bronson y Ashley Merryman, por ejemplo, informó que las actividades que fomentan la generación de ideas y el desempeño de un rol también fomentan la creatividad. Esto a su vez afecta a la manera en que aprendemos.

Elecciones

Un estudio realizado por Sheena Iyengar y Mark Lipper en el barrio japonés, en San Francisco, encontró que las culturas a menudo afectan a cómo los niños eligen mientras aprenden. Tanto a los anglo-estadounidenses como a los asiático-estadounidenses se les permitió hacer anagramas, pero el tipo de anagramas completados tuvo que ser elegido por sus profesores, sus madres o ellos mismos. Los anglo-estadounidenses prefirieron, principalmente, elegir ellos mismos y no fueron muy receptivos cuando esa elección fue puesta en manos de una figura de autoridad. Los asiático-estadounidenses fueron mucho más propensos a aceptar a sus madres y no tanto a sus profesores. Según Sheena Iyengar, la elección para los asiático-estadounidenses era "una manera de crear la armonía comunitaria por las diferencias de las elecciones de las personas en quienes confían y respetan".

Tipos

La socialización afecta a nuestro aprendizaje en términos de individualismo o colectivismo. Una parte del aprendizaje es conservador y orientado en torno a la conformidad y la estructura jerárquica. Otros tipos de aprendizaje permiten que los niños controlen sus propias experiencias. Un modelo cognitivo desarrollado por Hennan A. Witkin, en 1962, dividió a los estudiantes en dos tipos: el de campo independiente, que trata de estructurar el mundo que lo rodea, y el de campo dependiente, que toman un enfoque más holístico.

Significado

Ruth Ellen Haba encontró que los estudiantes de campo independiente provienen de "países o sociedades con estrictas prácticas de crianza de los niños, los entornos agrícolas o autoritarios, altamente socializados, en el que el niño es controlado y presionado a cumplir", mientras que los estudiantes dependientes provienen de sociedades más autónomas. Esto afecta a la forma en que aprenden, por ejemplo, si los estudiantes pueden manipular parcialmente o la totalidad de lo que están aprendiendo, pero no necesariamente sus dones naturales o inclinaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por jacobs | Traducido por sofia loffreda