¿Cómo afecta la presión social en la delincuencia juvenil?

La delincuencia es un término legal para describir el comportamiento criminal realizado por un menor. La delincuencia suele ser el resultado del aumento del comportamiento inapropiado en la casa, la escuela o la comunidad. De acuerdo a NotMyKid.org, los padres ven la delincuencia como las peleas excesivas o violentas con los hermanos, la desfiguración o destrucción de la propiedad, y robar dinero de sus padres u otros familiares. La delincuencia juvenil a menudo es causada o empeorada por la presión de sus amigos u otros adolescentes.

Relaciones adolescentes

Cuando los niños se vuelven adolescentes, atraviesan períodos en los que las relaciones con sus pares son más importantes que cualquier otra, incluyendo las relaciones con sus padres, hermanos y maestros. Cuando los adolescentes escuchan a sus amigos más de lo que escuchan a los adultos experimentados, a menudo se encuentran en situaciones comprometedoras. Los adolescentes quieren encajar en su grupo, y este deseo por ser aceptados puede nublar su buen juicio. Esto es especialmente cierto para adolescentes que enfrentan retos difíciles en casa. De acuerdo con Joseph A. Wickliffe del instituto de maestros Yale-New Haven, las chicas se encuentran particularmente en riesgo por la influencia de sus iguales cuando pierden la conexión emocional con sus padres u otros miembros de la familia.

Madurez social

Por naturaleza, los adolescentes son menos maduros que los adultos. Aunque una gran variedad existe de un adolescente a otro, la mayoría de los adolescentes son incapaces de hacer buenas elecciones todo el tiempo. A esto añade la presión social para probar cosas que tu hijo o hija sabe que no aprobarías, y tienes una peligrosa mezcla de inmadurez y presión grupal. De acuerdo al Dr. Laurence Steinberg, psicólogo de la Temple University, el pensamiento de los adolescentes refleja el de sus padres a los 16 años, pero los adolescentes son menos propensos a basar sus decisiones en consecuencias futuras que los adultos.

Madurez cerebral

Las investigaciones muestran que el cerebro adolescente está menos desarrollado que el adulto. De acuerdo al Dr. Laurence Steinberg, el cerebro aún está madurando durante los años de la adolescencia, con el razonamiento y el juicio aún desarrollándose durante la segunda década de vida. Esto significa que no solamente los adolescentes son susceptibles a la presión grupal debido a su falta de madurez social, sino que también indica una razón biológica por la cual los adolescentes no siempre hacen buenas elecciones en lo que respecta a sus amigos. Incluso pequeños montos de presión grupal negativa durante estos años cuando el cerebro todavía se está desarrollando puede poner a los adolescentes en riesgo de comportamientos criminales.

Retos familiares

Los adolescentes que tienen situaciones familiares difíciles a menudo se vuelcan hacia sus amigos para remplazar las relaciones perdidas. Los grupos de amigos pueden darle al adolescente una sensación de pertenencia durante las épocas de tensión familiar, como separaciones, divorcio o muerte. Si el grupo del cual el adolescente se vuelve parte está involucrado con drogas, alcohol o violencia, es más probable que tome parte en estas actividades. De acuerdo al Dr. David Fassler, psiquiatra profesor en la University of Vermont College of Medicine, los adolescentes son más propensos que los adultos a actuar impulsivamente o por instinto cuando son confrontados con decisiones estresantes o emocionales, y son menos proclives a entender por completo las consecuencias de sus acciones.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por lou merino