¿Cómo afecta a tu hijo no pasar tiempo con él?

Las familias de hoy en día están más ocupadas que nunca. En muchas de ellas, ambos padres trabajan fuera de la casa mientras intentan mantener un poco de la semblanza de la organización dentro de la casa. Los padres no son los únicos con programas apretados; en una noche determinada, los niños rutinariamente son llevados a prácticas deportivas, lecciones de música y danza y una serie de otras actividades posteriores a la escuela. Con tantas cosas sucediendo, es fácil quedar atrapado al manejar la vida día a día con sus desafíos y perder la posibilidad de pasar tiempo de calidad con tu hijo. Mientras que podrías sentir que nunca hay horas suficientes en el día para hacer las cosas, no pasar tiempo de calidad suficiente con tu hijo puede tener efectos adversos en su relación contigo, su bienestar y su éxito escolar.

Desglose de los lazos familiares y la comunicación

No es un secreto que la comunicación con tu hijo es importante. De hecho, según el departamento de salud y servicios humanos de Estados Unidos, el simple arte de escuchar a tu hijo es una de las maneras más básicas y efectivas de evitar que tu hijo tenga comportamientos de riesgo. Más aún, un informe de la oficina nacional de estrategias de control de drogas indica que los fuertes lazos familiares pueden evitar que los niños desarrollen problemas con las drogas. Ya sea que tenga 2 o 12 años, si sientes que no estás pasando el tiempo suficiente para generar un lazo de uno y uno con tu hijo, intenta mejorar el tiempo que sí tienes sólo hablando y escuchándolo cuando estás cocinando, en la cena, comprando o manejando.

Desórdenes emocionales

Según una investigación reportada en familyfacts.org, los niños de padres que están ausentes frecuentemente durante el día como cuando se despiertan, cuando llegan a casa del colegio, en la cena y al irse a la cama, son más propensos a sentirse emocionalmente molestos que sus pares. Además, este mismo sitio reporta que hay una gran correlación entre el compromiso parental y el autoestima del niño y los "controles internos", lo que apunta a la posibilidad del niño para regular sus emociones. En otras palabras, los padres comprometidos generan niños más felices.

Lo académico

Pasar tiempo de calidad con tu hijo no sólo impacta en su bienestar emocional, sino que también impacta en su éxito académico a largo plazo. No es sorprendente que los niños cuyos padres están comprometidos en sus vidas diarias tiendan a desempeñarse mejor académicamente que sus contrapartes. Son más propensos a graduarse o a ganar un GED. ¿Por qué? Porque los padres que pasan más tiempo con sus hijos tienden a leerles más a sus hijos más de jóvenes, a ayudarlos más con sus deberes y a tener más expectativas académicas, todas cosas que influencian en el deseo de un niño y en la posibilidad de tener éxito en la escuela.

Comportamientos riesgosos

No pasar el tiempo suficiente con tu hijo puede llevar a una serie de problemas de comportamiento. Por ejemplo, según una investigación reportada en familyfacts.org, los niños que no tienen lazos fuertes con sus padres son más propensos a involucrarse en comportamientos arriesgados y antisociales, incluyendo agresión y delincuencia, relaciones sexuales inseguras y embarazo infantil y tabaco además del uso ilegal de las drogas. Muchos de estos comportamientos pueden evitarse a través del simple acto de pasar tiempo con tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer brozak | Traducido por sebastian castro