¿Qué afecta a la fuerza de contracción del músculo esquelético?

A fin de que el cuerpo humano pueda moverse, los músculos esqueléticos deben contraerse. Cada músculo del cuerpo se compone de fibras musculares organizadas en grupos denominados unidades motoras. Estas unidades reciben señales desde el cerebro cuando deseas moverte. La capacidad de variar la cantidad de fuerza producida por los músculos esqueléticos es esencial para un funcionamiento suave y coordinado del movimiento. En el cuerpo humano, existen diversos mecanismos para poder graduar de manera eficiente la cantidad de fuerza necesaria para realizar estas tareas de manera eficiente.

Reclutamiento y frecuencia de uso de una unidad motora

Una unidad motora es la unidad funcional del sistema neuromuscular. La cantidad de fibras musculares inervadas por una unidad motora varía de menos de 10 fibras para los músculos pequeños a más de 100 para los músculos más grandes. Cuando se estimulan, todas las fibras inervadas por la unidad motora estimulada se contraen. Para aumentar la fuerza, se reclutan más unidades motoras para su contracción o se aumenta la frecuencia de la señal de contracción.

Velocidad de contracción

La capacidad de los músculos para generar fuerza está determinada en parte por la velocidad a la que un músculo se contrae. Para contracciones musculares concéntricas, o cuando un músculo se acorta, a medida que la velocidad de una contracción aumenta, la capacidad de producción de fuerza del músculo disminuye de una forma hiperbólica. Durante la contracción excéntrica, o alargamiento muscular, la capacidad de producción de fuerza del músculo se incrementa con una mayor velocidad.

Longitud muscular

Las fibras musculares se componen de filamentos gruesos y delgados organizados en sarcómeros, que es la unidad contráctil más pequeña del músculo. La longitud de un músculo afecta su capacidad de producción de fuerza debido a la correspondiente superposición de filamentos gruesos y delgados en diferentes longitudes. Cuando una fibra muscular es estimulada para contraerse y el músculo se encuentra a una longitud óptima, indicada por la mayor superposición posibles de filamentos gruesos y delgados, se produce la fuerza máxima. Si un músculo es demasiado corto o demasiado largo, se produce menos que la fuerza óptima debido a la falta de superposición de filamentos y uniones disponibles.

Tipo de fibra muscular

No todas las fibras musculares son iguales. Las fibras musculares esqueléticas se clasifican según dos categorías en función de la neurona motora alfa que las inerva: fibras de tipo I (o fibras de contracción lenta) y fibras de tipo II (o fibras de contracción rápida). Las unidades motoras que contienen fibras de tipo II son típicamente más grandes que las unidades motores con fibras tipo I. Esta diferencia en el tamaño de la unidad motora significa que cuando se estimula una única unidad motora de tipo II, se contraen más fibras musculares que cuando se estimula una unidad motora de tipo I. Dado que son estimuladas más fibras al contraerse las unidades motoras de tipo II, este tipo de fibras produce más fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por trent salo | Traducido por martin santiago