¿Pueden los adolescentes unirse a un gimnasio?

Con más y más escuelas recortando las clases de educación física, unirse a un gimnasio puede ser una gran manera para que un adolescente se mantenga físicamente activo. Los adolescentes necesitan 60 minutos de actividad física al día, además de una dieta saludable para mantenerse en forma. Muchos gimnasios permiten unirse a los adolescentes, siempre y cuando los adolescentes tenga el permiso de su tutor y los guardianes paguen y estén de acuerdo con las cuotas de afiliación.

Tipos

Los gimnasios que permiten adolescentes son de dos tipos principales: comunitarios y privados. Los gimnasios comunitarios suelen ser sin fines de lucro, administrados por organizaciones religiosas o de otra comunidad. Los sin fines de lucro, como el YMCA, tienen cuotas bajas o cuotas por uso de una sola vez. Los gimnasios privados son administrados con fines de lucro y los precios son mucho más altos que los gimnasios sin fines de lucro. En general, ambos gimnasios requieren que firmes un acuerdo de membresía y un breve historial de la salud. Aunque la mayoría de los gimnasios privados sirven a adolescentes y adultos, pocos gimnasios selectos sólo permiten adolescentes. Estos gimnasios dan más instrucción de uno a uno para asegurar que los adolescentes utilicen de forma segura el equipamiento.

Restricciones de edad

Diferentes gimnasios tienen diferentes restricciones de edad. Algunos gimnasios no permiten a nadie menor de 18 años, mientras que algunas cadenas nacionales, como 24 Hour Fitness, permiten que menores de 12 a 17 se unan. Algunos gimnasios sólo permiten a adolescentes hacer ejercicio en el área designada para jóvenes de la instalación, mientras que otros gimnasios permiten a los adolescentes la misma libertad para usar el equipamiento que a los adultos. Dependiendo del gimnasio, es posible que sólo te puedas inscribir cuando un adulto te acompañe, o puede que te permitan entrar y salir por tu cuenta.

Programas de gimnasio

Además de la membresía al gimnasio, algunos gimnasios ofrecen clases y programas especialmente para adolescentes para que ellos puedan hacer yoga, aerobics de hip hop, o jugar dodgeball con sus compañeros. Varios gimnasios tienen programas de verano con actividades estructuradas, juegos e instrucción en aptitud física. Algunos gimnasios, incluyendo Gold’s Gym, tienen clases de pérdida de peso para adolescentes de 13 a 18, las cuales incluyen un programa nutricional. Los gimnasios comunitarios, especialmente se concentran en los deportes de equipo, en donde los adolescentes pueden competir en baloncesto, natación o incluso gimnasia.

Consideraciones

Antes de unirse a un gimnasio y comenzar una nueva rutina de ejercicios, un adolescente debe tener un examen físico con su médico. Si un adolescente tiene un problema de salud que podría afectar su capacidad para hacer ejercicio de manera segura, el gimnasio puede requerir el permiso de su médico. Un adolescente debe tener a alguien que le muestre el equipamiento antes de usarlo y siempre tener un adulto cerca para detectar o supervisar el levantamiento de pesas. Además, el adolescente debe calentar durante 10 a 15 minutos antes de hacer ejercicio y enfriarse después del entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por mariano abrach