¿Qué hace que los adolescentes sufran accidentes cerebrovasculares?

Una apoplejía ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro está restringido y puede durar por lo menos un segundo. Aunque es más probable que ocurra en los adultos, los niños e incluso los fetos pueden sufrir una, de acuerdo con KidsHealth. Las causas de los accidentes cerebrovasculares en los adolescentes pueden ser diferentes que las causas en los adultos. Conocer las posibles causas y factores de riesgo de tu adolescente pueden ayudar a disminuir su riesgo de tener un accidente cerebrovascular.

Definición y prevención

Una apoplejía se define como la falta de flujo sanguíneo al cerebro, lo que reduce el suministro de oxígeno y puede provocar daños permanentes. Según la National Stroke Association, aproximadamente 6 de cada 100.000 niños tendrán una y es una de las principales causas de muerte entre los niños en los Estados Unidos. Alrededor del 60 por ciento de todos los accidentes cerebrovasculares ocurren en varones.

Accidente cerebrovascular isquémico

Un accidente cerebrovascular isquémico se produce cuando un coágulo de sangre impide que el oxígeno y el alimento lleguen al cerebro, y es el tipo más común de accidente cerebrovascular que un adolescente puede tener. Según la American Heart Association, se producen dos tercios de los accidentes cerebrovasculares isquémicos cuando se forma un coágulo sanguíneo en el corazón y viaja hasta el cerebro. Los niños con cardiopatías congénitas tienen un riesgo más alto de un accidente cerebrovascular isquémico. La acumulación de placa es otra causa. Aunque la acumulación de placa en las arterias se asocia generalmente con los adultos, algunos adolescentes tienen esta condición debido a la mala alimentación y hábitos de ejercicio. Cuando una arteria se obstruye con la placa, piezas pequeñas pueden desprenderse, lo cual puede conducir a una apoplejía, informa el sitio web MayoClinic.com. La migraña es otra de las causas de accidente cerebrovascular isquémico, según un artículo de 1997 publicado en el Postgraduate Medical Journal.

Accidente cerebrovascular hemorrágico

Un accidente cerebrovascular hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro tiene fugas o roturas. Un aneurisma, que es una sección debilitada de un vaso sanguíneo, puede causar este tipo de accidente cerebrovascular. Una lesión grave en la cabeza también puede conducir a un accidente cerebrovascular hemorrágico, de acuerdo con MayoClinic.com. A medida que la sangre se filtra en el cerebro, se puede cortar el flujo de sangre a otras células, lo que puede conducir a un daño cerebral permanente. Una condición llamada malformación arteriovenosa puede aumentar el riesgo de un adolescente de un accidente cerebrovascular hemorrágico. Una malformación arteriovenosa es un grupo anormal de células en el cerebro, que pueden romperse y causar un accidente cerebrovascular.

Consideraciones

Si tu hijo tiene síntomas de una apoplejía, busca atención médica inmediata, ya que cuanto antes reciba tratamiento, mejores serán las probabilidades de tener una recuperación completa, informa la American Heart Association. Los síntomas de una apoplejía incluyen dificultad para caminar, mareos, dificultad para hablar, confusión, parálisis de un lado del cuerpo, problemas de visión y dolor de cabeza súbito. Después de un accidente cerebrovascular, tu hijo podría tener debilidad en un lado del cuerpo, dificultades cognitivas y cambios de comportamiento. Tu hijo tendrá que ver a un médico que se especialice en accidentes cerebrovasculares pediátricos para mejorar sus síntomas persistentes y trabajar hacia la recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por georgina velázquez