Los adolescentes y la seguridad de los mensajes de texto

La mensajería de texto es el método de comunicación con amigos preferido por la mayoría de los adolescentes, superando al correo electrónico, mensajería instantánea, teléfono e incluso el contacto en persona, de acuerdo con una encuesta de 2009 realizada por el Pew Research Center. Uno de cada tres adolescentes envía más de 100 mensajes de texto por día, lo que equivale a más de 3.000 textos al mes. A pesar de que los mensajes de texto pueden parecer una forma inocua de comunicación, está la posibilidad de peligro si no se maneja de manera responsable.

Mensajes de texto y conducir


De acuerdo con el Insurance Institute for Highway Safety, enviar mensajes de texto mientras conduces es ilegal en 39 estados (incluyendo el Distrito de Columbia), pero no cuentes con la ley para que evite que tu hijo adolescente envié mensajes de texto mientras conduce.

De acuerdo con el Insurance Institute for Highway Safety, enviar mensajes de texto mientras conduces es ilegal en 39 estados (incluyendo el Distrito de Columbia), pero no cuentes con la ley para que evite que tu hijo adolescente envié mensajes de texto mientras conduce. Si se quita los ojos de la carretera, aunque sea por unos segundos, puede conducir a una colisión, lesiones graves o incluso la muerte. Las consecuencias podrían incluir la pena de prisión, la pérdida de su licencia de conducir y la posible suspensión de la escuela. Más de 1,3 millones de accidentes cada año son causados por conductores que hablan por celular o envían mensajes de texto, de acuerdo con el National Safety Council. Los accidentes de automóviles son también la principal causa de muerte de adolescentes, informa la Minnesota Public Radio . Dile a tu hijo que deje su teléfono celular en la guantera o en el asiento de atrás mientras conduce.

Sexting o sexo por mensajes de texto


El "Sexting" se refiere a los mensajes de texto que incluyen fotos o mensajes sexuales explícitos, como los actos sexuales y fotos desnudas.

El "Sexting" se refiere a los mensajes de texto que incluyen fotos o mensajes sexuales explícitos, como los actos sexuales y fotos desnudas. Los adolescentes deben ser conscientes de las posibles consecuencias emocionales y legales del sexting. Incluso un texto privado con contenido sexual se puede reenviar a una lista de contactos de cientos de personas, lo que lleva a la vergüenza y la humillación. Una vez que la fotografía o el mensaje se hacen públicos, no hay manera de deshacer el daño. Enviar fotografías sexualmente explícitas de un menor de edad también es un delito, que puede conducir a un registro policial permanente, suspensión en la escuela o el enjuiciamiento criminal. Dile a tu hijo que él nunca debería enviar mensajes de texto con contenido sexualmente explícito. Si recibe este tipo de texto, no debe responder. En su lugar, instrúyele a borrarlos inmediatamente.

Las interrupciones del sueño


La mayoría de los adolescentes necesitan alrededor de 8 1/2 a 9 o más horas de sueño cada noche para funcionar a niveles óptimos el día siguiente, de acuerdo con TeensHealth.org.

La mayoría de los adolescentes necesitan alrededor de 8 1/2 a 9 o más horas de sueño cada noche para funcionar a niveles óptimos el día siguiente, de acuerdo con TeensHealth.org. Tu hijo podría estar perdiendo tan necesario tiempo de sueño por quedarse hasta tarde para enviar y recibir mensajes de texto. Si los textos son emocionales o causan estrés (como las de carácter romántico) podría intercambiar textos intensos hasta la mañana. La falta de sueño puede afectar su rendimiento académico y limitar su capacidad de sobresalir en actividades extracurriculares, como los deportes de equipo. Establece límites a los mensajes de texto de tu hijo, como la prohibición de mensajes de texto después de las 9:00 de la noche. Para ayudar a evitar la tentación, quita el teléfono celular de tu hijo de su habitación a la noche.

Los mensajes de texto al caminar


Enviar mensajes de texto mientras se camina evita a los adolescentes (y adultos) ver a dónde van y estar completamente alerta de sus alrededores.

Enviar mensajes de texto mientras se camina evita a los adolescentes (y adultos) de ver a dónde van y estar completamente alertas de sus alrededores. El American College of Emergency Physicians informa de un aumento de las lesiones a peatones, mientras envían los mensajes de texto, incluyendo caídas, chocar con patinadores y ciclistas, e incluso cruzarse directamente en el tráfico, a veces con resultados mortales. Enviar mensajes de texto mientras se camina se vuelve aún más peligroso por la noche cuando la visión ya está comprometida. Establece una regla clara para tu adolescente: Nunca debe enviar mensajes de texto mientras participa en actividades físicas que requieran su completa atención, como caminar, pasear en bote, andar en bicicleta, patinar, o practicar deportes de contacto. Si quiere enviar mensajes de texto, debe dejar de hacer lo que está haciendo y sentarse en alguna parte.

Mantente a salvo


Antes de permitir que tu hijo obtenga un teléfono celular, hazle saber que tener uno es un privilegio, no un derecho.

Antes de permitir que tu hijo obtenga un teléfono celular, hazle saber que tener uno es un privilegio, no un derecho. Establece reglas y límites claros respecto a los mensajes de texto, particularmente nunca colocándose a sí mismo o a otros en peligro. Tú debes revisar periódicamente sus mensajes de texto, y hacerle saber de antemano que vas a hacer eso. Si descubres que no está siguiendo las reglas o sus mensajes de texto se vuelven tan excesivos que interfieren con su trabajo escolar, quítale su teléfono celular y sólo permítele enviar mensajes de texto cuando pueda ser monitoreado.

Más galerías de fotos



Escrito por liza blau | Traducido por adrian tobon