Cómo hacer que los adolescentes sean más amigables

Aunque algunos adolescentes introvertidos se puedan sentir más cómodos solos o con sólo uno o dos amigos cercanos, incitar una actitud más amistosa y cordial puede beneficiar el desarrollo social de los mismos. Aunque forzar a tu hijo adolescente a socializar puede fallas, plantear razonables expectativas de comportamiento, construir una socialización sana e incitarlo amablemente puede ayudarlo a tener mejores habilidades sociales. Con esta guía, encontrarás que está muy dispuesto a ser amigable con sus compañeros, familiares y miembros de la comunidad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Plantea expectativas claras de comportamiento. Si tu hijo se comporta groseramente con otros y los ignora cuando lo saludan, habla con él sobre las expectativas sociales. Explícale la importancia de intercambiar cortesías comunes, lo que incluye responder a quien le habla y decir "por favor" y "gracias". Deja en claro que, si tu hijo trata mal a otros, enfrentará las consecuencias de su comportamiento.

  2. Fomenta la actitud amigable y social. De acuerdo con la investigación no lucrativa del grupo Child Trends, los padres ejercen una fuerte influencia en el comportamiento social de los niños. Si quieres que tu hijo sea más amigable, presta atención a tus propias interacciones sociales y asegúrate de que estar ejemplificando el tipo de comportamiento que te gustaría ver; cuando te encuentres en una situación social con tu hijo, lleva a cabo este comportamiento. Sonríe, saluda a la gente con amabilidad y participa en conversaciones educadas y apropiadas; en casa, habla sobre estas interacciones y explica por qué haces esas elecciones particulares y sociales.

  3. Fomenta la confianza en tu hijo. La ansiedad social es una razón por la que los adolescentes se comportan fríamente, de acuerdo con un artículo en el sitio HelpGuide.org. Habla con tu hijo para descubrir si se siente preocupado o incómodo al hablar con otros; es normal que los adolescentes tengas autoconciencia, así que apoya con amabilidad a tu hijo y celebra su esfuerzo cuando se comporte amable y apropiadamente en una situación social. Sin embargo, si sigue experimentando ansiedad respecto a su habilidad para socializar, particularmente de un modo que limita su participación en actividades de su interés, quizá necesite consultar a un consejero; del mismo modo, si se sigue negando a tratar a otros con respeto, puede ser una señal de un problema mayor al desinterés.

  4. Incita a tu hijo a participar en actividades nuevas. Los adolescentes pueden ser más confiados y amigables mientras más interactúan con otros; una manera de fomentar este tipo de sana interacción social es impulsarlo a realizar actividades sociales organizadas, como deportes, grupos musicales o clubes, según la American Academy of Pediatrics. Estas actividades organizadas pueden ayudar a tu hijo a trabajar como parte de un equipo con la asistencia de un mentor en la forma de un entrenador o un líder grupal.

Más galerías de fotos



Escrito por anna green | Traducido por diana i. almeida