Adolescentes responsables de acoso cibernético

Los teléfonos celulares, computadoras, iPads; los adolescentes tienen un suministro interminable de tecnología disponible para ellos hoy en día. Mientras que la tecnología ofrece muchos beneficios, también abre la puerta a cuestiones negativas como el acoso cibernético. El Cyberbullying ha alcanzado extremos, en algunos casos, los adolescentes que fueron víctimas de acoso cibernético incluso se han suicidado. Toma medidas en casa para asegurar que su hijo no es un intimidador y si lo es, hacerlo responsable de sus actos.

Definición

Explícale a tu hijo lo que abarca el acoso cibernético para que no haya malos entendidos. Muchos adolescentes pueden creer que el acoso solamente mensajes crueles que quedan en los medios de comunicación sociales, pero implica mucho más. El acoso cibernético es cualquier mensaje o una imagen publicada en Internet o enviada por correo electrónico, mensajería instantánea, teléfono celular u otros medios electrónicos como un iTouch con la intención de herir o avergonzar a otra persona. Actuar como alguien que no eres, o engañar a alguien para que revele información personal también es el acoso cibernético.

Reacciones de las víctimas

Habla con tu adolescente acerca de los posibles efectos que sus acciones pueden tener sobre la víctima. Puede ser que no se de cuenta de los efectos negativos que el acoso cibernético puede tener en una víctima. En casos extremos, los adolescentes víctimas de acoso cibernético se han suicidado. En casos menos extremos, las víctimas de acoso cibernético podrían buscar venganza, convertirse en antisociales y evitar amigos y actividades o acosar a otra persona. Las víctimas pueden deprimirse y tienen un mayor riesgo de enfermedades relacionadas con el estrés. Este tipo de coso también puede afectar su rendimiento académico y vida social.

Restricciones

Puede ser que tengas que ayudar a tu hijo a asumir la responsabilidad del acoso cibernético mediante el establecimiento de algunas restricciones en el hogar para limitar sus oportunidades de intimidación. Descubre los sitios de sus visitas en línea y preguntar acerca de estos sitios o investiga por ti mismo. Utiliza software de filtrado para rastrear la actividad en línea de tu hijo y hacerle saber que puedes comprobar su actividad. Solicita contraseñas y ten un amigable "seguimiento" de tu hijo en cualquier sitio de redes sociales. Dile a tu hijo acerca de los sitios que no quieres que visite. Mantén la computadora en un lugar público en tu casa, donde puedas ver lo que tu hijo está haciendo.

Consecuencias

Describe las consecuencias que tu adolescente enfrentarán si descubres que acosa a alguien. En casa, puedes incluir la pérdida completa de teléfono celular y el uso de Internet por un cierto período. Otras consecuencias podrían ser más extremas. Muchas escuelas tienen políticas cuando se trata de acoso cibernético. Las posibles consecuencias podrían incluir, al menos, la suspensión y posiblemente la expulsión. Como el acoso cibernético se ha disparado, los estados también han empezado a crear leyes que protegen a las víctimas y castigan a los delincuentes. A partir de 2012, 48 estados de los Estados Unidos habían aprobado leyes contra la intimidación. Veintiún estados incluyeron o propusieron incluir el acoso cibernético en esas leyes. Cuarenta y seis estados incluyeron o propusieron el acoso electrónico en las leyes de acoso.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara runzel | Traducido por verónica sánchez fang