Cómo hacer que los adolescentes se interesen en la biblia

Las escrituras bíblicas son un grupo de libros fascinantes, moldeando las culturas a través de la historia. Sin embargo, los adolescentes no ven a la biblia de manera positiva, tal vez porque evitan ser forzados a asistir a clases los domingos o porque simplemente no lo ven relevante para sus vidas. Puedes encender el deseo de un adolescente a leer la biblia haciendo que ésta sea accesible y relacionable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Enmarca las historias y lecciones de la biblia alrededor de los problemas actuales y los temas que son relevantes para las vidas de los adolescentes. Ellos son más propensos a preocuparse por un amor no correspondido o una lucha por pasar álgebra que por si Jesús fue o no literal cuando dijo "...es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que alguien rico entre en el reino de dios". En lugar de sólo leer la biblia, podrías querer hablarle a los adolescentes sobre cómo el mandamiento de amar al vecino como a uno mismo se aplicaría en una situación de maltrato en la escuela, o cómo piensan que Jesús respondería a algunos de los problemas sociales de la actualidad. Puedes animarlos a leer las partes pertinentes de la biblia para ver si sus suposiciones son las correctas.

  2. Apela al sentido innato de justicia que muchos adolescentes parecen tener. El viejo testamento brindaba leyes para proteger a los pobres, esclavizados y deudores. Las personas tenían prohibido hacer que sus hijos "pasen por el fuego" o en otras palabras, sacrificarlos. En una época cuando los pobres fallecían y los niños eran sacrificados a dios, estas eran buenas noticias para muchos. Pregúntale a los adolescentes qué tipo de palabras podría usar la biblia para indicar las injusticias en el mundo actual.

  3. Lee una historia sobre fragilidad humana y malas decisiones de la biblia. Algunos adolescentes operan bajo el error de que las historias de la biblia son de gente perfecta que tomaron decisiones perfectas. Cuéntales la historia del Rey David, que en su lujuria por Betsabé, no sólo cometió adulterio, sino que también se las arregló para hacer matar a su marido en el campo de batalla. Luego habla sobre su relación con dios y cómo aunque sufrió las consecuencias de sus actos, pudo seguir sirviéndolo. Muchos adolescentes relacionarán la idea de que una persona puede equivocarse y aún así ser considerada parte del reino de dios.

  4. Coloca a la biblia en contexto. Las historias de la biblia pierden un poco de significado cuando las lees como si fueran escritas hace diez años atrás. Por ejemplo, cuando Jesús dio el sermón en el monte diciendo "Bendito sea el manso" y "Benditos sean los pacificadores", lo decía en un contexto de un país invadido por los romanos y acosado por la persecución política. Desafía a los adolescentes a viajar con estas palabras dichas en este tiempo de la historia. Esto le dará mucho más sentido a la discusión.

  5. Invita a los adolescentes a leer "El mensaje", una interpretación altamente accesible de la biblia escrita por el pastor y escolar Eugene Peterson. Esto puede ayudar a los adolescentes a comprender las historias que están leyendo, ya que "El mensaje" está escrita con expresiones actuales.

  6. Mira películas que estén relacionadas con la biblia con adolescentes. "El hijo del hombre", una película del año 2006 que retrata a Cristo como un hombre negro en Sudáfrica seguramente llame su atención, al igual que "Una noche con el rey", una película basada en el libro de Ester. Invita a los adolescentes a observar las discrepancias entre las películas y la biblia, y a que comenten cómo cambiarían los detalles de las películas si pudieran.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por sebastian castro