Adolescentes haciendo trabajo caritativo

Los adolescentes suelen ser etiquetados erróneamente como flojos y centrados en sí mismos. Aunque a veces ignoren la hora de llegada a casa o hagan más caras de lo necesario, sabes que a tu adolescente le importan los demás, y trabajar con alguna obra de caridad es una manera ideal de ayudar a su comunidad. El trabajo voluntario también enseña una perspectiva adolescente y gratitud -y si eso no es suficiente, se ve halagador en las solicitudes universitarias-.

Comenzando el proceso

Puede ser que en la escuela le pidan a tu adolescente hacer algún trabajo caritativo, o puede ser que un día te mencione su interés en algo así. Antes de permitir que se una a un proyecto, trabaja con él para determinar su motivación, interés y disponibilidad. Un adolescente entusiasta puede estar interesado en un proyecto de tutoría o en la limpieza de un parque cada sábado durante un año, pero a la tercer semana puede ser que se interese más en dormir. Dile a tu hijo que se tome su tiempo en decidir de una manera realista qué tanto tiempo y empeño esta dispuesto a invertir, o dale un límite de horas a la semana si te preocupa que sus deberes escolares o sus hábitos de sueño sufran. Si ya tiene compromisos que toman una buena parte de su tiempo, KidsHealth sugiere que participe en proyectos que solo toman un día.

Buscando oportunidades

Tomar parte en la búsqueda de las oportunidades para trabajo voluntario de tu hijo te permite guiarlo hacia situaciones seguras con organizaciones acreditadas. Si tiene una pasión específica, como animales o medio ambiente, ayúdalo a encontrar una lista de organizaciones locales que trabajen en esa área. Puede ponerse en contacto con cada organización directamente para inscribirse por un cambio. Otra opción es contactar a su escuela para obtener una lista de organizaciones voluntarias en las que los estudiantes han trabajado exitosamente. Puedes encontrar anuncios de grupos que buscan voluntarios en el periódico local, y organizaciones como la oficina local de Volunteers of America (voa.org) también pueden ser de ayuda. Incluso puede ser que quiera crear su propio programa voluntario si piensa que hay una necesidad en la comunidad que no está siendo cumplida. Podría pasar su tiempo libre tejiendo bufandas para los adultos mayores o haciendo paquetes para niños sin hogar en refugios.

Consideraciones

A menos que esté creando su propio programa, lo más probable es que tu adolescente tenga que trabajar con otras personas. Considera cómo responde a la autoridad y a las situaciones sociales que no le son familiares antes de mandarlo. Si es tímido, sugiere que invite a una amigo. Considera que no todos los adolescentes pueden hacer todos los trabajos. Puede ser muy apasionado cuando se trata de ayudar animales, pero contestar teléfonos en un refugio quizás no sea adecuado para él o ella. Un adolescente con niveles altos de ansiedad debe evitar situaciones estresantes, una tarea como trabajar en un centro de crisis no será adecuada, algo como limpieza o llenar sobres podría ser una mejor opción. No pienses que un trabajo sencillo no va a ser suficientemente provechoso para él: la pediatra Diane Sacks le dice a HealthyChildren.org que los adolescentes con una auto-estima baja "florecen" cuando se les coloca en trabajos voluntarios que no son demandantes y tienen bastante validación.

Seguridad

Lo peor que un adolescente puede enfrentar, si lo guiaste a la organización correcta, son músculos doloridos o tobillos golpeados. Su seguridad es fundamental cuando trabaja fuera de casa, así que pon algunas reglas. Pídele que mantenga su teléfono móvil con él en todo momento, pero que no lo utilice mientras está trabajando. Insiste en que vista adecuadamente y se ponga protector solar si el trabajo es bajo el sol, junta la información necesaria antes de su primer día. Llévalo al sitio y haz preguntas de ser posible. Pregunta a quien este a cargo las tareas que hará tu adolescente, quién lo supervisará y qué tan tarde tiene que quedarse a trabajar. Enfatiza que si se siente incómodo o inseguro, puede irse o llamarte para que vayas a recogerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por mariana groning