Cómo saber si los adolescentes están escuchando

Sólo has tenido una charla sincera con tu adolescente sobre las reglas familiares para las citas. Sonrió y asintió con la cabeza un montón, pero no estás seguro si oyó una palabra de lo que dijiste. Una comunicación eficaz es una de las mayores dificultades de los padres de un adolescente. Tu hijo está en un lugar fundamental de su vida. Cada día se enfrenta a retos sociales y académicos en la escuela. Las hormonas que circulan por su cuerpo a menudo dificultan pensar con claridad. Haz que la conversación diaria con tu hijo adolescente sea una prioridad, incluso si está malhumorado e irritable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Busca signos de distracción. ¿Está tu hijo adolescente enviando mensajes a un amigo en su teléfono móvil, golpeando su pie o tocando los dedos sobre la mesa? ¿Está encorvado o inclinado en su silla? El lenguaje corporal de tu hijo adolescente te dará consejos acerca de si está escuchando. Un oyente activo se encuentra o está parado en vertical, tiene contacto visual y no se mueve. Para que sea más fácil que tu hijo adolescente se enfoque, establece conversaciones en un lugar tranquilo, como el vehículo o su habitación. Apaga la TV y la radio para que puedas ofrecer tu completa atención.

  2. Haz preguntas complejas. Por ejemplo, si estás hablando con tu hijo sobre cómo evitar las drogas, pregúntale qué haría en una circunstancia en particular. Luego pídele que describa los pasos que tomará para evitar la desmayarse y para vigilar su presión durante una actividad deportiva. No hagas preguntas que se puedan responderse con un "sí" o un "no".

  3. Escucha las respuestas de tu hijo adolescente. Si te está dando una serie de "uh-huhs" y "seguro, OKs" lo más probable es que no te esté escuchando. Un oyente activo interpondrá cuestiones complejas o interrumpirá lo que estás diciendo para dar su opinión. Aunque suena contraintuitivo, está bien si tu adolescente interrumpe la conversación y expresa sentimientos fuertes.

  4. Ten cuidado con el falso lenguaje corporal. Si tu adolescente está escuchando realmente, estará atento pero relajado. Podría asentir con la cabeza y soltar su mirada de vez en cuando. La conversación debe sentirse normal e informal. Si se siente estresado o sobrecargado, podría prestar una falsa atención para poner fin a la conversación más rápido. Los signos físicos de escucha fingida incluyen una sonrisa persistente y constante contacto visual. Si te da la sensación que tu adolescente está tenso, continúa la conversación mientras dan un paseo. La actividad física podría ayudarle a descansar.

  5. Pídele a tu hijo que resuma la conversación y exprese sus propias opiniones. Parte del desarrollo adolescente saludable es la formulación de pensamientos abstractos y creencias morales. No es suficiente para tu adolescente repetir como un loro lo que dijiste. Anímalo a expresar un desacuerdo respetuosamente.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por maria gloria garcia menendez