¿Por qué los adolescentes disfrutan de las pandillas?

Las pandillas de la escuela secundaria difieren desde grupos más casuales de amigos que comparten intereses comunes como los deportes u otras actividades. Las pandillas son generalmente unos grupos muy unidos que, en muchos casos, tienen unas reglas y estándares estrictos. Encontrar una pandilla que se ajuste al interés particular de un adolescente puede hacer la experiencia en la escuela más disfrutable. Sin embargo, las pandillas también pueden crear el efecto opuesto. Después de todo, estar afuera mirando puede ser un lugar solitario.

El grupo popular

Algunas pandillas pueden crear la imagen de que los adolescentes en su grupo especial son mejores que las masas, explica GirlsHealth.gov, un sitio web publicado por el U.S. Department of Health and Human Services. Las pandillas de élite se mantienen juntas como pegamento ya sea en la sala de almuerzo o por fuera del campus (en el centro comercial o en el cine). Salir con personas que no están en la pandilla es una afrenta seria. Los adolescentes que pertenecen a la mayoría de pandillas de élite son a menudo detestados por las personas externas, explica Mitchell J. Prinstein, un profesor y director de psicología clínica en la University of North Carolina, en el "New York Times" en un artículo de junio del 2010, llamado "Peeking at the Negative Side of High School Popularity". La envidia puede dejar atrás un poco de la aversión de los miembros de pandillas de alto estatus, pero a veces los niños más populares son acosadores o miembros de la pandilla de "las chicas malas", señala Prinstein.

Deportistas y académicos

Los atletas de la escuela secundaria (generalmente las estrellas en el campo de fútbol, la pista de hielo o la cancha de baloncesto) pueden gravitar naturalmente entre sí. Los deportistas tienden a tener un alto autoestima y son admirados, lo cual les da una especia de derecho a ser populares en la realeza de la escuela. Los académicos son serios sobre lograr las mejores notas y llegar a una buena universidad. Tradicionalmente se presentan como todos los adolescentes estadounidenses. Amigables y abiertos, probablemente encuentres académicos en el concejo estudiantil o equipo de debates, donde se congregan con compañeros similares y pueden formar pandillas. Como los deportistas, los académicos son a menudo populares.

Nerds

El nerd puede no ganar ningún concurso de moda, pero ¿quién tiene tiempo para preocuparse en ponerse un traje inteligente cuando tiene proyectos complejos de computadoras, ciencias o matemáticas en mente? La imagen estereotípica del nerd caminando por el pasillo leyendo un libro con unos grandes anteojos puede no estar muy lejos de la verdad. Sin embargo, un nerd quita sus ojos del libro o pantalla de la computadora lo suficiente para hacer unos cuantos amigos para que se unan a su propio tipo de pandilla. Aunque es posible que un nerd no consiga una cita para la fiesta de promoción, sus puntos fuertes pueden ser un tema de discusión cuando se une con sus compañeros después de la clase de trigonometría. Hoy en día, los nerds pueden estar más interesados en sus contrapartes femeninas.

Hippies, Emos y entusiastas de los coros o bandas

El "hippie" con espíritu libre y consciente sobre el ambiente puede encontrarse disfrutando música solo o con un pequeño grupo de amigos cercanos. Los llamados "emos", un término sacado de la palabra "emocional", pueden unirse debido a su inquebrantable lealtad al punk rock introspectivo. Los estudiantes que pertenecen al coro o banda de la escuela pueden conectarse con otros niños que viven por cantar o tocar un instrumento. Los miembros de las pandillas de coros o bandas pueden pasar el tiempo intercambiando historias sobre sus campamentos de verano o lecciones de canto.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por ana maría guevara