Adolescentes y asuntos de higiene

Cuando las niñas entran en la adolescencia es común que los problemas de higiene se manifiesten. Su nivel de autocuidado hasta ese momento probablemente era mínimo y las consecuencias de no seguir adelante con las rutinas diarias probablemente eran menores. Según el Dr. Charles Wibbelsman, coautor del libro "The Teenage Body Book", las adolescentes no saben instintivamente cómo mantener una buena higiene, y van a necesitar de tu orientación a medida que aprenden a controlar sus cuerpos cambiantes.

Cabello y piel grasosa

Los cambios hormonales pueden aumentar la cantidad de grasa que tu hija produce. Esto a menudo da como resultado acné y cabello que parece grasiento y descuidado. Ahora es importante comenzar con un buen régimen de cuidado de la piel tanto por la mañana como por la noche. Para controlar el cabello graso, tu hija debería empezar a lavarse el pelo por lo menos cada día por medio. Enséñale a formar espuma con el champú y limítale el uso de productos para el cabello.

Olor corporal

Al entrar en la pubertad, las glándulas sudoríparas se desarrollan y pueden ser presa de los gérmenes que amenazan con dejar a tu hija exhalando olor corporal. Las áreas con mayor probabilidad de experimentar este efecto son las axilas, los pies y la ingle. El Dr. Tanya Remer Altman, autor de "The Wonder Years" señala que la mayoría de las niñas pequeñas no tienen necesidad de ducharse todos los días, pero el inicio de la pubertad hace que esto sea esencial. Anima a tu hija a empezar a usar desodorante y ducharse a diario con agua tibia y jabón. Habla con ella acerca de la importancia de usar ropa limpia todos los días y calcetines de algodón para evitar el olor de los pies.

Cabello corporal

Uno de los cambios más preocupantes en muchas adolescentes es la aparición del vello corporal. Habla con tu hija acerca de la aparición de este nuevo pelo y discute las opciones para eliminarlo si se siente inclinada a hacerlo. Considera la compra de una máquina de afeitar eléctrica para que la use inicialmente con el fin de evitar los cortes y rasguños que a menudo resultan de la afeitada tradicional. Si está preocupada por el vello facial, existen opciones para eliminarlo. Sin embargo, podría necesitar que tu le asegures que lo que ella ve cuando se mira cerca en el espejo, no es lo que los demás ven cuando interactúan con ella.

Higiene femeninca

Cuando las adolescentes comienzan sus períodos, tienen un nuevo conjunto de problemas de higiene por los que preocuparse. Habla con tu hija adolescente sobre el síndrome del choque tóxico, la importancia de la selección de los tampones con el nivel correcto de absorción y la importancia de cambiarse con frecuencia. Otras opciones incluyen el uso de toallas o copas menstruales.

Más galerías de fotos



Escrito por leah campbell | Traducido por jane laury