Cómo pueden los adolescentes alzarse a favor de Dios

Alzarse a favor de Dios puede ser difícil a cualquier edad, especialmente si te rodean personas que no comparten tu fe. Puede llegar a ser muy difícil para los adolescentes, porque generalmente buscan la aprobación de sus pares. Es duro, pero no imposible. Hazles recordar a los adolescentes que muchos de los héroes bíblicos eran adolescentes que se alzaron para defender a Dios.

Devocionales personales

Tratar de alzarte a favor de Dios en público cuando no has pasado tiempo con Él en privado es como tratar de ganar el Daytona 500 sin ponerle gasolina al auto. Jesús le enseñó a las personas a orar en privado. Explícales a los adolescentes que alzarse a favor de Dios en público debería ser un reflejo de las relaciones que construyen con Él en privado. Alienta a los adolescentes a orar y leer la Biblia todos los días. Diles que lean sobre adolescentes que se alzaron para defender a Dios, incluyendo David en 1 Samuel 16-24, Daniel en Daniel 1-4 y Jeremías en Jeremías, en especial los primeros capítulos. Anima a los adolescentes a que lean devocionales para su edad. Diles que mientras tengan su devocional, debería pedirle ayuda a Dios para poder alzarse por lo que es correcto.

Haciendo lo que se predica

En 2 Corintios 3:2-3, se nos llama “cartas conocidas y leídas por todos los hombres”. Todos los que quieran alzarse a favor de Dios de manera genuina –especialmente los adolescentes– tienen que asegurarse que sus acciones coincidan con lo que están proclamando. Explícales a los adolescentes que nadie espera que sean perfectos. Explícale que las personas no esperan de ellos perfección, pero sí esperan de ellos evidencia de que no hablan por hablar, pero que hagan lo que proclaman si afirman estar defendiendo a Dios.

Testifica

Apocalipsis 12:11 nos dice que aquellos que se alzaron a favor de Dios triunfaron “por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos”. Explícales a los adolescentes que no es necesario que salten sobre un escenario y comiencen a predicar para testificar de Dios. Diles que pueden simplemente compartir con sus amigos cómo saben que Dios está en sus vidas. Explícales que deberían buscar la ocasión de hablar de Dios en las conversaciones de una manera respetuosa. Explícales que cuando lo hagan, no deben imponerse. Dales el ejemplo del apóstol Pablo en 2 Timoteo 2:23-26 cuando le dice a su joven amigo Timoteo cómo tratar a las personas cuando no están de acuerdo con él: debes dejar de lado las cuestiones necias e insensatas, ser amable, ser bueno y evitar ser resentido.

Ama a tus enemigos

Explícales a los adolescentes que hagan lo que hagan para alzarse en favor de Dios, deben recordar las palabras de Jesús en Mateo 5:44, “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen”. Manifiéstales que si se alzan a favor de Dios, van a encontrar personas que se sientas ofendidas aunque hagan lo posible para no ofenderlos. Cuéntales que las personas responderán a sus principios sobre Dios de maneras muy diferentes. Algunos aceptaran estos principios, aún sin estar de acuerdo. Otros los evitarán o rechazarán. Diles que algunas personas podrían decir o hacer cosas crueles debido a los principios de Dios por los que se están alzando. Aliéntalos a que sus respuestas deberían ser de amor hacia esas personas y que deben orar por ellos.

Más galerías de fotos



Escrito por dell markey | Traducido por liz mancilla