¿Qué hacer con un adolescente que no come frutas ni verduras?

Sólo el 11% de los adolescentes y de los jóvenes entre los 12 y los 18 años consiguen la cantidad recomendada de hortalizas y sólo el 20% bastante fruta, según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio publicado en 2009. Si tu hijo es muy selectivo al comer o prefiere tomar comida rápida o aperitivos basura de camino a la práctica deportiva, escuela o a un trabajo a tiempo parcial, es probable que carezca de frutas y verduras. Para beneficio de la salud de tu hijo adolescente, toma medidas para hacerle comer más de ellas.

Comer suficientes comidas y aperitivos

Si tu hijo adolescente se salta el desayuno y no come bocadillos muy a menudo, es difícil conseguir suficientes frutas y verduras. Anímale a comer tres comidas y un par de bocadillos cada día. Esto le da la oportunidad de conseguir más productos en su dieta. Incluye frutas en el desayuno, una fruta y una verdura en el almuerzo y al menos una verdura en la cena. Ten a mano un montón de rodajas de frutas y verduras para hacer meriendas rápidas y fáciles que tu hijo pueda comer en cualquier lugar.

Comprar todo junto

Las posibilidades de que tu hijo adolescente coma frutas y verduras son mayores si le dejas elegir las quiere. Lleva a tu adolescente de compras contigo y permítele escoger qué frutas y verduras quiere para la semana. Los jóvenes necesitan de 1 1/2 a dos tazas de fruta y de dos a tres tazas de verduras cada día, así que abastécele de lo que le gusta comer para tener una mejor oportunidad que van a estar desaparecidos cuando sea hora de comprar otra vez.

Modelar buenos hábitos

Si esperas que tu hijo coma sus frutas y verduras, pero regularmente las saltas, es mucho más difícil convencerle para hacerlo. Cuando comen juntos, incluye un montón de productos en tu propio plato y anímale a hacer lo mismo. Déjale que preparar frutas y verduras si es más probable que las coma. Coloca un plato de verduras y salsa que puedas tanto comer mientras haces la cena. Deja que tu adolescente te vea introducir una manzana o un plátano en tu bolso para comerlo durante el día y mantén la comida basura como una alternativa fuera de la casa. Si tiene hambre, tomará las frutas y las verduras si no hay nada más disponible.

Esconderlos

Podría sonar como un truco que usas con un niño pequeño, pero disfrazar las frutas y las verduras es una manera fácil de esconderlas en la dieta de tu hijo adolescente, también, sobre todo si haces la comida. Utiliza purés de fruta en pan, magdalenas, avena, panqueques y wafles. La compota de manzana, peras y mango están bien sin alterar el sabor. Añade pimiento picado o apio con salsa de chili o pasta, sugiere Kids Health. También puedes agregar vegetales a los macarrones y queso, carne mechada y sándwiches, zanahorias, calabacines y calabazas también van bien.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por maria gloria garcia menendez