¿Cómo puede una adolescente bajar 50 libras?

Cincuenta libras es una cantidad de peso importante para perder, pero no es imposible. Puedes lograrlo comiendo alimentos saludables con moderación y siguiendo una rutina de entrenamiento diario que incluya tanto ejercicios aeróbicos como anaeróbicos. Es cierto que encontrar el momento adecuado para entrenar entre la escuela y los deberes puede ser difícil, sin embargo, si lo haces adecuadamente y de manera segura, perderás peso dentro de 25 a 50 semanas.

Comer saludable

Toda pérdida de peso comienza con cambiar los hábitos de comida. Siempre sírvete porciones pequeñas y evita comer alimentos grasos y poco saludables de la cafetería, así como también los tentempiés muy tarde a la noche antes de que te vayas a dormir. Come lentamente durante el almuerzo para darle a tu cerebro el tiempo necesario para que le comunique a tu cuerpo que está satisfecho, esto evitará que comas de más. Trata de eliminar los azúcares, los carbohidratos no saludables, los cuales puedes encontrar en productos como harina blanca y arroz blanco; las grasas saturadas, las cuales se encuentran en las carnes rojas y en los productos lácteos enteros; y las grasas trans, las cuales se encuentran en los alimentos fritos y horneados. Ten presente que una dieta saludable consiste en verduras, frutas, cereales integrales y judías. Come grasas monosaturadas, las cuales se encuentran básicamente en las plantas de olivo, aguacates (avocados), nueces (nuts) y semillas, tampoco olvides las grasas poliinsaturadas, estas se encuentran en los peces gordos, en los suplementos a base de aceite de pescado, en el choclo y las nueces. También come proteínas magras, como judías, nueces (nuts), pollo y huevos.

Entrenamiento aeróbico

Los entrenamientos aeróbicos o de cardio son la siguiente parte del proceso paraa perder las 50 libras que deseas. Este tipo de ejercicio hará que tu corazón bombee, además incluye correr, nadar, hacer bicicleta, trotar, saltar la soga y bailar. Si eres una principiante, caminar es un buen entrenamiento cardio para empezar hasta que puedas acumular la energía para avanzar a un siguiente paso que puede ser un trote suave o correr. Trata de ejercitarte más de 60 minutos con actividad aeróbica por día por lo menos durante cuatro días a la semana justo después de la escuela, así no perderás la motivación por hacerlo después de tus tareas. También es importante que pongas un poco de esfuerzo en tus clases de gimnasia de la escuela.

Entrenamiento anaeróbico

Los entrenamientos anaeróbicos o de fuerza, son la parte final de tu proceso de pérdida de peso. Según Teen's Health, los ejercicios de entrenamiento de fuerza construyen músculo, aumentan tu metabolismo y mantienen la flexibilidad de tus articulaciones, lo cual hará que, si lo continuas, te beneficie incluso cuando comiences a envejecer. Hay distintos tipos de ejercicios que puedes hacer, como flexiones (sit backs), sentadillas (chair squats). Para hacer sit-backs debes sentarte en el piso con tus piernas flexionadas, los pies apoyados sobre el suelo, la espalda recta y los brazos estirados frente tuyo. Mientras mantienes tus brazos en su lugar y el estómago tenso, inclínate lentamente hacia atrás; luego, vuelve a la posición de sentado y repite. Si eres una principiante, comienza con unas 10 repeticiones de cada ejercicio, tomándote unos 30 segundos de descanso entre cada set. Mientras vayas avanzando, añade otras 10 repeticiones para cada ejercicio. Asimismo, recuerda realizar este tipo de entrenamiento en días no consecutivos de dos a tres veces por semana después de la escuela.

Recomendaciones

Siempre consulta con tu doctor antes de comenzar cualquier tipo de rutina de entrenamiento. No te ejercites de más ni te prives de alimentos haciendo un esfuerzo excesivo para perder esas 50 libras. Una cantidad segura de peso para perder por semana es de una a dos libras, ten en cuenta que para bajarlas, necesitas quemar de 500 a 1.000 calorías más de las que consumes cada día. Puedes hacer esto mientras sigues tu rutina constante de ejercicio después de la escuela y mientras comes una dieta saludable en tu casa y durante el almuerzo en la escuela. Siempre realiza un calentamiento y un estiramiento antes y después de ejercitarte. Si llegas a sentir algún tipo de dolor, deja de ejercitar y deja que tu cuerpo descanse, dale un día entero de reposo cuando hagas ejercicios anaeróbicos que trabajen grupos musculares específicos.

Más galerías de fotos



Escrito por allison amy | Traducido por stefanía saravia