Cómo hacer que un adolescente de 14 años baje de peso

Con la obesidad entre los jóvenes a un nivel más alto que nunca, es importante alentar a los adolescentes a hacer elecciones de estilo de vida saludables para que puedan mantener un peso ideal para su tipo de cuerpo. Se debe alentar a los jóvenes a ignorar los ideales poco saludables de los medios y la tendencia súper delgada que se presenta en las revistas, películas y la cultura popular para mejor buscar un peso saludable con el fin de reducir los riesgos a los problemas de la salud, como la diabetes de tipo 2.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Sé realista. No dejes que los adolescentes vean a las celebridades o modelos como inspiración al intentar perder de peso. Consulta con un médico o nutricionista para determinar un rango de peso saludable que será el objetivo.

  2. Fomenta los hábitos de alimentación inteligentes. La clave para perder peso es consumir menos calorías de las que se queman diariamente. Dicho lo anterior, se debe aconsejar a los adolescentes a evitar dietas que requieran recortes en la ingesta de calorías. Dependiendo de sus niveles de actividad, el rango de la ingesta de calorías diarias para mantenerse saludables se encuentra entre 1600 y 1800 calorías para niñas de entre nueve y dieciocho años, y 1800 y 2200 calorías para niños entre nueve y dieciocho años.

  3. Haz que los adolescentes se muevan. Realizar una actividad física que realmente disfruten asegurará que la sigan haciendo. Si no son del tipo deportivo, aliéntalos a hacer pequeños cambios, como subir las escaleras en lugar de usar el elevador o caminar a la escuela en lugar de ir en auto. Las pautas para estar saludables sugieren que los adolescentes deben realizar 60 minutos de ejercicio todos los días. Para perder peso, el tiempo debe aumentar o la intensidad del ejercicio puede aumentar.

Consejos y advertencias

  • Evita dietas y pastillas. Las personas que hacen dietas rápidas por lo general ganan el peso perdido en cuanto regresan a sus viejos hábitos.
  • No elimines ciertos alimentos. No permitir una galleta ocasional sólo hará que tu adolescente la quiera más.
  • De manera gradual haz cambios pequeños y permanentes que sean fáciles de seguir en lugar de intentar cambiar por completo los hábitos de tu adolescente.
  • Sé paciente y perdona y pide el apoyo de amigos y familiares.
  • Lleva a tu adolescente con un médico antes de comenzar cualquier programa o dieta para perder de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por christy mitchinson | Traducido por alejandra medina