Adobos para costillas de cerda y cuánto tiempo cocinarlas en un ahumador eléctrico

Las costillas son uno de los más culpables de los placeres culpables. Los locales de costillas a menudo las sirven nadando en grasa y salsas cargadas de azúcar, lo que las hace innegablemente sabrosas pero no algo para disfrutar muy a menudo. Puedes disfrutar de costillas de cerdo más sabrosos y más saludables en casa, con una modesta inversión de tiempo y esfuerzo. Usando una mezcla de especias secas en lugar de una salsa comercial puedes recortar una gran cantidad de azúcar y aditivos, mientras que cocinarlas lentamente en un ahumador eléctrico elimina gran parte de la grasa.

Identificar las costillas

Toda la caja torácica de un cerdo es bastante grande, así que por lo general se corta en secciones separadas para la venta al por menor. La parte más cercana a la columna vertebral, como es lógico, se llaman costillitas o baby ribs. La parte más larga que se curva alrededor del pecho del animal son las costillas laterales o side ribs, y las piezas al final se conocen como puntas de costillas o rib tips. Las costillitas son más pequeñas, pero tienen más carne, mientras que las costillas laterales son más grandes y más gruesas. Las costillas laterales tardan más en cocinarse, debido a su tamaño.

Adobos

En la parte trasera de tus costillas de cerdo hay una membrana resistente que debe ser eliminada antes de condimentar las costillas. Aflójala haciendo palanca en un rincón alejado de un hueso, luego sujeta firmemente y tira de toda la tira. A continuación, frota las costillas con tu mezcla de especias comprada en la tienda o hecha en casa. Las versiones comerciales tienden a contener más sal, así que debes buscar una receta que te guste. La mayoría incluyen una combinación de cebolla y ajo en polvo, sal, pimienta negra recién molida, semillas de mostaza, chiles de tierra secados y pimentón fuerte, dulce o ahumado. Si te gustan las costillas con un toque de acidez, intenta agregar una especia mediterránea llamado zumaque. Tiene una acidez fresca y frutal que va bien con las costillas.

Comienza a ahumar

La mayoría de los entusiastas cocinan sus costillas en una parrilla de gas o carbón, pero ninguna es perfecta. Es difícil conseguir el sabor ahumado con el gas, y el mantenimiento de una temperatura baja adecuada puede ser complicado con el carbón. Un ahumador eléctrico puede ser una mejor alternativa. Ofrece temperaturas precisas, un buen control sobre la cantidad de humo, y utiliza una bandeja de agua para mantener el aire húmedo y evitar que tus costillas se sequen. Los modelos de buena calidad a menudo ofrecen un temporizador o un modo de sonda de cocción, que detiene la cocción cuando las costillas alcanzan una temperatura predeterminada.

Temperatura y tiempo

La mejor técnica para las costillas de cerdo es cocinarlas a fuego bajo y lento, lo que proporciona un tiempo máximo para que la grasa de las costillas se elimine y los tejidos conectivos duros se disuelvan. La mejor temperatura de cocción es de 225 grados Fahrenheit, que permite que las cosas buenas sucedan sin endurecer o secar la carne. Las costillas de cerdo grandes pueden tomar cinco o seis horas para cocinarse a esa temperatura, así que ten paciencia. Las costillas están listas cuando están tiernas, pero no se caen a pedazos. Si agarras un hueso y lo rotas debe moverse libremente, pero no quedar en tu mano. Si insertas un termómetro de lectura instantánea horizontalmente en una zona con mucha carne, debe leer aproximadamente 200 F a 205 F cuando estén listas.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por eva ortiz