Cómo administrar gotas para oídos a un bebé

Los bebés tienen canales auditivos y sistemas del oído interno muy delicados, tal vez aún en proceso de desarrollo. En estos sistemas en formación pueden acumularse fluidos y bacterias, causando una dolorosa infección de oído. Si esto le ocurre a tu hijo, tendrás que administrarle una receta de gotas antibióticas para oídos, con el fin de eliminar la infección y proteger el funcionamiento y desarrollo auditivos normales. Lograr que estas gotas caigan dentro del oído de tu bebé es en parte un arte y en parte una ciencia. Tendrás que mantenerlo inmóvil y de costado, lo que no es tarea fácil cuando el pequeño está adolorido y de mal humor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Envuelve a tu bebé firmemente en una frazada. Envuelve la frazada sobre las piernas y brazos del pequeño para prevenir que se mueva y se retuerza.

  2. Prepara un área cómoda donde puedas sentarte y también sostener al bebé de costado. Coloca almohadas sobre el sofá o la cama, o coloca al bebé en su cuna. Asegúrate de tener ambas manos libres para administrar las gotas. Extiende una toalla si crees que las gotas podrían derramarse o si tienes que aplicar gotas en ambos oídos.

  3. Coloca al bebé de costado, con el oído infectado hacia arriba. Inclina su cabeza ligeramente hacia atrás. Quita la tapa del frasco de gotas.

  4. Tira suavemente del lóbulo de la oreja hacia abajo y hacia atrás, para posicionar la abertura del oído sobre el canal auditivo.

  5. Agrega la cantidad recetada de gotas sobre el oído y suelta el lóbulo. Deja que las gotas penetren por el oído durante algunos minutos antes de voltear al bebé para tratar el otro oído.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por pau epel