Adicción a la pérdida de peso

Si bien parece que hoy en día todo el mundo está siguiendo algún tipo de dieta o restricción de algún tipo de comida, algunas personas se ven más afectadas que otras. Hay una gran diferencia entre el deseo de perder unas pocas libras y un apego intenso y una obsesión por perder peso. Algunas personas tienen tal obsesión con la pérdida de peso que adquieren un trastorno alimentario.

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa, referida a menudo como anorexia, es un trastorno de la alimentación médicamente definido como el rechazo a mantener un peso corporal que dentro del 15 por ciento del peso corporal normal de un individuo. La anorexia se clasifica en dos grupos: restrictiva o purgantes. El trastorno se clasifica en función de los comportamientos presentes. El tipo de anorexia restrictiva implica limitar severamente la ingesta de alimentos en un esfuerzo por mantener un peso extremadamente bajo. Los anoréxicos de tipo restrictivo a menudo se involucran en una cantidad excesiva de ejercicio también. El subtipo de atracones y purgación de la anorexia consiste en la restricción alimentaria severa y vómitos o purgas autoinducidos, como el abuso de laxantes, uso de diuréticos y enemas.

Síntomas de anorexia

Las características clínicas de la anorexia incluyen una imagen corporal distorsionada, un miedo intenso e irracional a engordar, preocupación por la comida, hábitos alimenticios anormales y la negación de la enfermedad. Con el tiempo, la anorexia también causa una gran variedad de síntomas físicos incluyendo el pelo y uñas quebradizas, la piel amarilla, la boca seca, el aumento de la sensibilidad al frío, la pérdida de músculo y la grasa corporal, confusión y depresión. Cuando el peso corporal se reduce significativamente, la anorexia a menudo conduce a la amenorrea, que es la ausencia de al menos tres períodos menstruales consecutivos.

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es una adicción a la pérdida de peso que se caracteriza por episodios repetidos de atracones y purgas. Una persona con bulimia suele comer grandes cantidades de comida de una sola vez y luego se induce el vómito para librar su cuerpo de las calorías. Este tipo de purga se llama bulimia. Los intentos de librar al cuerpo de las calorías también pueden implicar el ejercicio excesivo, abuso de laxantes, uso de diuréticos y ejercicio obsesivo, que se conoce como bulimia sin purga.

Síntomas de la bulimia

Los comportamientos bulímicos incluyen comer hasta el punto de sentir dolor, una sensación de pérdida de control, el vómito autoinducido después de comer, el ejercicio excesivo, la preocupación por la imagen corporal y la imagen corporal distorsionada. Los síntomas físicos de la bulimia incluyen la erosión de los dientes y las encías, la función intestinal anormal, inflamación de los ganglios, dolor de garganta, llagas en las manos, deshidratación, latidos irregulares del corazón, depresión, ansiedad y cambios en la menstruación.

Consideraciones

Ambos tipos de trastornos de la alimentación se clasifican como enfermedades mentales. El tratamiento para estas adicciones de pérdida de peso suele ser a largo plazo y consiste en psicoterapia. Las personas que se niegan a dejar esta adicción auto-destructiva de pérdida de peso pueden ser hospitalizadas.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por maría florencia lavorato