Qué hacer adentro con niños pre adolescentes

Los niños crecen muy rápido y los años de la preadolescencia son la última escala antes de llegar a la adolescencia, durante la cual la conexión entre padre e hijo se convierte en un reto. Afortunadamente, los padres pueden disfrutar de las tardes de días lluviosos para crear recuerdos y ayudar a fortalecer la relación con las actividades que demuestran el cuidado, la seguridad y el amor.

Hornear durante una tormenta

Trabajar en la cocina con un preadolescente, o con un grupo de sus mejores amigos, los mantiene a todos ocupados y al mismo tiempo proporciona una bandeja llena de deliciosos postres. Los niños de esta edad son en general bastante mayores por lo que pueden hacer la mayoría del trabajo por cuenta propia, bajo supervisión de un adulto. Sin embargo, lo mejor es que el adulto se encargue de las tareas más peligrosas, como poner y quitar las bandejas de hornear en el horno. Cuadrados de arroz crujiente, galletas de azúcar y magdalenas son recetas sencillas para que los preadolescentes horneen y puedan trabajar juntos, añadiendo y mezclando los ingredientes de la lista por turnos. Para impresionar realmente a un preadolescente, muéstrale cómo transformar una sencilla receta de galletas de chips de chocolate en la mejor pizza. Prepara la masa y aplánala en un molde redondo para hornear. Cuando la pizza galleta se haya horneado y enfriado, cúbrela con salsa de cerezas y virutas de chocolate blanco, o deja que cada preadolescente decore su propia porción.

Loca y rara ciencia

Las actividades científicas son una excelente actividad para hacer dentro de casa con un preadolescente que esté interesado en la ciencia. Si bien puede parecerse demasiado a la escuela en un primer momento, también es una oportunidad para mostrarle lo divertida que puede ser la ciencia. Muéstrale cómo hacer palos de caramelo con una jarra, lápiz, cuerda y azúcar de mesa, o crea una erupción volcánica con bicarbonato de sodio y vinagre. Este experimento puede ensuciar un poco, por lo que es mejor limitarse a un fregadero o bañera. Averigua cuáles son los alimentos que tienen un sabor parecido sin usar el sentido del olfato. Para llevar a cabo este experimento, has que se tape la nariz y cierre los ojos, y luego dale de probar un bocado de uno de sus alimentos favoritos. Será difícil de reconocer la comida sin el sentido del olfato. Para realizar este experimento corta una manzana y una patata. Estos dos alimentos tienen textura y sabor casi idénticos sin el sentido del olfato.

Hazte el glamoroso

Los cambios de imagen y tratamientos de spa les gustaran a los preadolescentes amantes de la moda y de la belleza. Las actividades pueden ser simples o más elaboradas - un poco de maquillaje y un peinado, manicura y pedicuras, tratamientos faciales, masajes, maquillaje glamoroso o teñirse mechas de colores. Para transformar los tratamientos en una experiencia natural, has algunos brebajes hidratantes con ingredientes simples. Comienza con una limpieza de cutis a base de una mezcla de plátano y miel, y luego has una crema nutritiva hidratante de manos con poco de yogur y un poco de harina de avena.

Atesora los momentos

Los padres y los preadolescentes pueden recordar los lindos momentos de los días de fiesta, cumpleaños y escapadas en familia haciendo una colección de fotografías en un libro de recuerdos favoritos. Compra un álbum de recortes en una tienda de artesanías y decora cada imagen con pegatinas y etiquetas. Para los adolescentes que no les gustan las artesanías, monta las imágenes en un álbum de fotos en su lugar. Como alternativa, los padres pueden manejar el lado de la decoración del libro de recuerdos, mientras que los preadolescentes pueden encontrar las imágenes que más les gustan. Si el proyecto sale bien, pongan una fecha para sentarse cada año y añadir un nuevo momento al álbum. En el momento en que el preadolescente crezca y se vaya a la universidad, tendrá un álbum completo de sus momentos favoritos de la familia para llevarlo con él y ayudarlo a atravesar el tiempo de transición a la distancia.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por mariana van der groef