Cómo adelgazar tus piernas

Las piernas delgadas son muy deseadas y puedes tenerlas si sigues un programa estructurado de acondicionamiento. La genética solo determina parcialmente la forma de tu cuerpo. Por ejemplo, algunas personas pueden de manera natural tener más músculo que piernas, mientras que otras tener muslos más delgados. Sin embargo, sin importar tu estructura genética, si sigues un patrón saludable de comidas y aumentas tu ejercicio, puedes entrar muy bien en tus jeans ajustados.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Reduce tu ingesta calórica entre 200 y 300 por día. El comer demasiado provoca ganar peso y hasta las piernas delgadas pueden verse gruesas cuando tienes exceso de grasa en ellas. Para perder 1 libra de grasa debes quemar 3.500 calorías. Selecciona la reducción para perder peso de tu cuerpo incluyendo de tus piernas.

  2. Logra músculos magros. Mientras más músculo tengas, más eficientemente podrás quemar calorías y acelerar tu metabolismo. Desarrolla tu entrenamiento de pesas usando pesas ligeras o tu propio peso corporal para aumentar tu fuerza muscular en lugar del tamaño del músculo. Por ejemplo, realiza grupos de 15 estocadas (lunges) y sentadillas (squats) usando pesas ligeras o nada de peso.

  3. Desenrolla tu tapete de yoga. El yoga puede ayudarte a extender tus músculos de las piernas. El yoga te ayuda a reforzar tu cuerpo mientras tonificas tus músculos. Las poses de yoga como el guerrero A, el guerrero B y el triángulo te ayudan a tonificar las piernas y a reducir la apariencia bultosa.

  4. Entrena aeróbicos por 60 minutos diariamente. El entrenamiento aeróbico te ayuda a derretir grasa de todo tu cuerpo, incluyendo de tus piernas. Selecciona actividades como correr, nadar para ayudarte a quemar calorías y enfócate en tu cuerpo bajo. Evita ejercicios como ciclismo y entrenamiento de cardio pliométrico que usa mucha resistencia, provocando que puedas formar músculos más gruesos.

  5. Entrena con intervalos para poder quemar más grasa. Este entrenamiento quema más calorías y grasa que el ejercicio tradicional de cardio porque utiliza tanto sitemas de energía aeróbica y anaeróbica. Durante tu entrenamiento de cardio, escoge dos días para entrenar con intervalos. Trabaja a gran intensidad por un corto período de tiempo seguido con paso moderado durante una mayor duración. Por ejemplo, arranca cada 30 segundos seguido por un minuto a paso moderado.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por elizabeth garay ruiz