Cómo adaptarte a un corsé nuevo

Los corsés proporcionan apoyo a la espalda y a la postura, dan forma a la cintura y te hacen ver más delgada, pero el uso de un nuevo corsé demasiado apretado puede romper las costuras. Ya sea que uses un corsé de producción masiva o uno hecho a la medida debes permitir una temporada de adaptación antes de usar esta pieza de ropa interior durante un período de tiempo prolongado. Con el uso, la estructura y la tela del corsé darán forma a tu figura única y moldearán tu figura como un reloj de arena. Usar un corsé demasiado apretado puede causar dolor e incomodidad.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Afloja los cordones del corsé dejando de 6 a 8 pulgadas (15,2 a 20,3 cm) de cordón entre los paneles. Ponte el corsé con los cordones en la espalda y asegura los ganchos en la parte delantera empezando por arriba.

  2. Ajusta la parte frontal del corsé. Algunos corsés descansan debajo de los senos y otros cubren los senos por completo. Busca en tu espalda los cordones para sujetarlos. Pídele a alguien que te ayude si no puedes alcanzarlos.

  3. Tira de los cordones de manera uniforme para cerrar el corsé en una posición cómoda. Usa el corsé por unas horas o más, de acuerdo a tu nivel de comodidad y experiencia con ellos. Retira el corsé y guárdalo en una posición plana para mantener su forma. Úsalo varias veces, apretando los cordones un poco más a medida que tu cuerpo se adapta al corsé.

Consejos y advertencias

  • Incluso los corsés hechos a la medida necesitan un tiempo de adaptación.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por jane laury