Acupuntura para el tratamiento del dolor en las espinillas

Si has hecho entrenamiento atlético intensivo, probablemente has experimentado el dolor en las espinillas en algún punto; el revelador dolor punzante detrás de tu tibia, o hueso de la espinilla. Conocido también como el síndrome de estrés tibial, esta condición es causada por poner demasiada tensión en los tejidos conectivos que unen los huesos de la tibia al músculo. La acupuntura ha demostrado alguna efectividad en tratar esta dolorosa condición. Antes de buscar tratamiento, consulta con el profesional de la salud al que has acudido siempre.

Antecedentes de la acupuntura.


La acupuntura trabaja restableciendo el flujo de energía vital en el organismo.

La acupuntura enfoca los malestares y enfermedades de manera muy distinta a la medicina occidental. En lugar de tratar los problemas al nivel de las células o tejidos, la acupuntura restaura la salud balanceando el flujo de energía vital o "chi," a los largo de los caminos llamados meridianos. Un acupunturista puede manipular el flujo y el balance de energía estimulando puntos específicos del cuerpo con una agujas muy delgadas. Estos puntos tienen que ver con que los meridianos están desequilibrados o bloqueados, y después de resolver el problema, se calma la manifestación del malestar.

Acupuntura y lesiones


Se ha demostrado que la acupuntura es útil para el tratamiento de lesiones deportivas.

Mientras que la acupuntura es muy conocida como medio para tratar malestares y enfermedades, tiene también aplicaciones para lesiones. De acuerdo al Pacific College of Oriental Medicine (Colegio del Pacífico de medicina oriental), se aconseja la acupuntura para un rango de lesiones deportivas comunes, incluyendo distensiones, torceduras, inflamación y dolor en las espinillas. Incluso en casos en que no se usa la acupuntura para tratar el daño subyacente, esta puede aliviar el dolor o acortar el tiempo de recuperación.

Acupuntura y dolor en las espinillas


De acuerdo a un estudio del 2001, la aplicación de acupuntura resultó en una recuperación del dolor en las espinillas en un lapso de dos días.

En un estudio del 2002 publicado en el Journal of Chinese Medicine (Diario de medicina china), los atletas con dolor en las espinillas que se sometieron a tratamientos de acupuntura informaron haber experimentado niveles de dolor significativamente más bajos que los atletas que recibieron los tratamientos tradicionales de la medicina deportiva, tales como anti inflamatorios y medicamentos. Los sujetos que recibieron tratamiento de acupuntura también encontraron que el dolor interfería menos con la práctica de su deporte. En un estudio de casos publicado en 2001 en la revista Medical Acupunture (Acupuntura médica), la estimulación de los puntos Estómago 45, Intestino delgado 18 y Vesícula biliar 44 resultó en una completa recuperación del dolor en las espinillas en un lapso de dos días.

Combinación de tratamientos


A veces las terapias alternativas con hierbas pueden causar interacciones negativas con ciertas drogas.

Los principales tratamientos para el dolor en las espinillas ofrecidos por la medicina occidental incluyen descanso total, aplicación de hielo para reducir la inflamación, elevación y medicamentos para aliviar el dolor. Las sugerencias preventivas incluyen usar calzado apropiado con mucho soporte en el arco y calentar los músculos antes de empezar a hacer ejercicio intensivo. Para una rápida recuperación, consulta con tu doctor acerca de la posibilidad de combinar enfoques occidentales con acupuntura y otras modalidades. Por ejemplo, el estudio de casos del 2001 combinó acupuntura con tratamientos homeopáticos. Siempre que uses múltiples tratamientos, asegúrate de que todos los profesionales de la salud que te atienden sepan acerca de tus otros medicamentos o terapias. Mientras que no son comunes los efectos colaterales con la acupuntura, muchas otras terapias alternativas, tales como tratamientos con hierbas, pueden causar interacciones negativas con ciertas drogas.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por josé alcázar.