Acupresión y drenaje linfático

La acupresión se originó en Asia hace miles de años atrás como una forma de curación que implica usar los dedos para presionar firmemente puntos específicos en el cuerpo. Al presionar estos puntos se supone que estimulan las habilidades innatas de autosanación contenidas en el cuerpo humano descargando la tensión muscular y mejorando el funcionamiento del sistema circulatorio. El drenaje linfático se refiere a aliviar los nódulos linfáticos de material infectado que hace que se hinche, un síntoma que ven con frecuencia en lupus, mononucleosis e infecciones del oído. La acupresión puede ayudar a reducir la inflamación de los ganglios linfáticos y a aliviar enfermedades asociadas.

Sistema linfático

El sistema linfático funciona para mantener un flujo constante de líquido linfático mediante la conexión de todas las partes del cuerpo utilizando un sistema de nodos, vasos y líquido. Inicialmente, este fluido claro y rico en proteína surge de la sangre, que transporta el líquido, para filtrar las sustancias tóxicas. Cuando te cortes y veas un líquido claro exudando de la herida, esto es líquido linfático intentando mantener la herida limpia. El cuerpo contiene casi de 650 a 700 ganglios linfáticos, pequeños cúmulos de linfocitos y macrófagos que agarran los virus y bacterias para eliminarlos del cuerpo.

Nódulos linfáticos hinchados

Situada en el cuello, la ingle, debajo de la barbilla y alrededor de las axilas, los ganglios linfáticos se inflaman cuando un individuo sufre ciertas enfermedades causadas principalmente por infecciones virales. Los ganglios linfáticos inflamados son a menudo dolorosos, y pueden empeorar en una persona ya enferma. Otra dolencia llamada linfedema implica la acumulación de líquido linfático en los tejidos de las piernas y de los brazos. Doloroso y debilitante físicamente, el linfedema puede convertirse en crónico y causar otros efectos secundarios graves.

Cómo funciona la acupresión

Los practicantes de acupresión saben exactamente qué puntos presionar para aliviar los problemas de salud que incluyen la inflamación de los ganglios linfáticos o del linfedema. Aunque la ciencia no ha proporcionado una explicación para este tipo de curación, se ha sugerido que presionar ciertas áreas del cuerpo puede facilitar la liberación de analgésicos químicos que se encuentran en el cuerpo. Los practicantes de la acupresión presionarán con sus pulgares entre dos vértebras con el fin de drenar el sistema linfático o masajear suavemente las áreas alrededor de los ganglios linfáticos principales para relajar y estimular el drenaje de la linfa.

Uso

La acupresión, referida a veces como una forma más especializada de terapia de masaje, se utiliza para promover el drenaje linfático y puede reducir los síntomas de ciertas infecciones virales. Presionar puntos específicos del cuerpo y suavemente empleando una técnica de masaje para el área alrededor de los ganglios linfáticos inflamados, un practicante de acupresión puede ser capaz de aliviar el dolor y el malestar de los ganglios linfáticos inflamados o un sistema linfático bloqueado. Además, la acupresión pueden aprenderla los laicos que quieren evitar tomar medicamentos sintéticos y practicar una forma de sanación holística de autoayuda. La acupresión no es un sustituto de tratamiento médico.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por maria gloria garcia menendez