Acuerdos del uso del automóvil entre padres y adolescentes

Según el Centers for Disease Control and Prevention, los adolescentes americanos mueren más por accidentes de tránsito que por cualquier otra causa. Que pase el examen de manejo de tu estado no es suficiente para que tu hijo adolescente no se convierta en una estadística. La creación de un acuerdo que especifique cuándo, dónde y cómo tu hijo puede utilizar el automóvil lo mantendrá a salvo y le enseñará una lección acerca de responsabilidad que le servirá cuando empiece a entrar a la adultez.

Crea un acuerdo

En estos días, los acuerdos de negocios no se sellan con un apretón de manos, y un acuerdo de uso del automóvil tampoco debería hacerlo. Considera que esto es un contrato entre tu hijo adolescente y tú, y trátalo seriamente para que tu hijo haga lo mismo. Siéntate con el tan pronto como consiga su licencia de conducir y comienza a escribir ideas para las reglas que incluirás en tu acuerdo. Invita a que tu hijo aporte ideas y haga sugerencias acerca de las reglas que piense que son justas. HealthyChildren.org y la American Automobile Association (AAA) (enlaces en recursos) ofrecen muestras de contratos de manejo. Alternativamente, tu agente local de seguros puede tener un documento que puedas utilizar como modelo.

Reglas básicas

El acuerdo de uso de tu automóvil debe incluir reglas que dicten cuándo tu hijo tendrá acceso a un automóvil. Si tu hijo manejará un vehículo familiar compartido, puede que la regla requiera que pida permiso a ambos padres antes de cada viaje, y que acepte retornar el vehículo en un horario designado. Incluso si tiene la fortuna de tener su propio automóvil, puedes realizar reglas acerca de cuándo y dónde tu hijo puede manejar, y pídele que te diga dónde irá. Revisa con el Department of Motor Vehicles (DMV) de tu estado acerca de los toques de queda de manejo para adolescentes, y comparte las reglas de tu estado con tu hijo adolescente. KidsHealth.org sugiere que puede que también hagas del uso del automóvil un privilegio que tu hijo deberá ganarse manteniendo un cierto GPA o completando otras responsabilidades, pero eso es una elección individual de cada familia.

Reglas de seguridad

Con la inexperiencia vienen los errores, ya que tu arreglo debe incluir reglas de seguridad. Puedes prohibirle que transporte a pasajeros que no sean de la familia, ya que el Department of Health de New York State indica que el riesgo de que un conductor adolescente tenga un choque fatal se duplica cuando el mismo tiene pasajeros, y cuantos más pasajeros el riesgo es mayor. Los estados varían acerca de las leyes específicas en los conductores adolescentes, y algunos estados limitan el número de pasajeros que puede transportar un conductor adolescente, o las horas que puede manejar hasta que tenga 18. Prohíbe a tu hijo adolescente de utilizar su celular mientras maneja; el National Safety Council dice que el 23% de los accidentes de automóvil involucran el uso de celulares. También debes requerirle que utilice un cinturón de seguridad en todo momento, cumpla con los límites de velocidad y se mantenga fuera de la carretera durante situaciones de clima extremas como ventiscas. Cualquier contrato del uso del automóvil para un adolescente debe incluir una declaración que le prohíba manejar luego de consumir drogas o alcohol.

Otras consideraciones

Una vez que hayas escrito las reglas mayores, considera agregar otros detalles relacionados al automóvil que desees que tu hijo recuerde. Puedes incluir una declaración acerca del combustible; por ejemplo "[Hijo] contribuirá $20 a los fondos de gasolina de la familia cada mes". Pídele que te diga cuando note problemas de mantenimiento del automóvil también. Tu acuerdo de uso del automóvil debe ser claro acerca de las consecuencias. Nombra una consecuencia de romper cualquiera de las reglas de uso del automóvil, por ejemplo que tu hijo perderá privilegios de manejo por una semana cuando rompa cualquier regla, o toma una página del contrato de manejo disponible en HealthyChildren.org y asigna una pena específica para cada regla rota. Con este modelo, tu hijo puede perder las llaves del automóvil por tres días si olvida utilizar su cinturón, mientras que una multa por exceso de velocidad lo dejará sin sus ruedas por un mes.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por pablo andrizzi