Actividades temáticas de estudios sociales para niños en edad preescolar

Aunque los estudios sociales suenan como un tema que debería ser estudiado por los niños mayores, los niños pequeños y en edad preescolar aprenden sobre muchos de los conceptos de estudios sociales esenciales también. Para tu pequeño, los estudios sociales se enseñan mientras explora su comunidad y su lugar en ella. Un tema de la granja puede ser una gran manera de él examine el mundo que le rodea, e incluso puedes hacer que sea divertido.

Artes y oficios

Al comenzar su exploración de la granja, anima a tu niño hacer algunas representaciones artísticas de los animales que puedes encontrar allí. Para hacer una oveja lanuda, traza el contorno de su mano en un pedazo de papel blanco y recórtaselo. Dile que cubra la parte de la palma de la huella de la mano con pegamento y coloque bolitas de algodón en la misma. Los cuatro dedos se convertirán en las piernas de las ovejas, y luego dibuja una cara en el dedo pulgar. Haz un cerdo cortándole una silueta y luego invítalo a cubrirla con pegamento. Pídele a arrancar trozos de pañuelos de papel de color rosa y los coloque en el cerdo. Haz un caballo cortando la forma de un caballo sin patas. Haz que tu pequeño abroche cuatro pinzas de la ropa en la parte inferior de la abertura para las piernas, y tendrás un caballo que puede pararse por sí mismo.

Refrigerios

Muchos niños probablemente den por sentado que la merienda estará allí cuando la pidan, pero pueden no entender de dónde viene su comida. Utiliza tu estudio de la granja como una manera de enseñar a tu hijo acerca de cómo se cultivan y se hacen diferentes alimentos. Por ejemplo, muéstrale cómo hacer la mantequilla poniendo crema de leche en un frasco y agitando vigorosamente hasta que se empiece a formar. Una canica en el frasco puede ayudar a acelerar el proceso. Una vez hecho esto, extiende un poco en un pedazo de pan para un convite. Discute cómo se cultivan las frutas y hortalizas en las fincas y que tu niño te ayude cuando laves o peles un poco y luego disfruten de una merienda saludable juntos.

Los juegos de simulación

¿A que niño no le gusta fingir y hacer juegos de rol? Mueve los muebles alrededor para crear un "corral" en tu sala de estar y crear varios "gallineros" con cojines del sofá o cajas vacías. Tu hijo puede dibujar animales para colocar en la granja de simulación, o reunir los animales de peluche que tiene en su casa. Modela cómo ser el "agricultor" y alimentar a los animales. Analicen lo que los animales comen o los puestos de trabajo que el agricultor hace diciendo cosas como, "Oh, mira, estos pollos están realmente hambrientos de su maíz" o "tengo que ordeñar las vacas." Luego deja que tu pequeño tome su turno para ser el agricultor y cuidar de los animales.

Excursiones

Si bien elaborar artesanías y hablar de la granja puede ser muy divertido, la mejor manera para que un niño pequeño conecte lo que está aprendiendo es ver y experimentar por sí mismo. Si es posible, encuentra una granja en tu área que te permita visitar. Una granja lechera puede ser una gran manera para que él vea cómo la leche viene de las vacas en la granja y cómo llega a la tienda de comestibles. Otras granjas pueden ofrecer la oportunidad de ver las frutas y verduras que crecen correctamente en el campo en lugar de en la sección de productos de la tienda de comestibles, y se pueden comparar las diferencias. Incluso la maquinaria utilizada en la granja puede ser una experiencia nueva para tu pequeño, así que anímalo a preguntar acerca de lo que es y cómo se utiliza.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey chaloux | Traducido por natalia pérez