Actividades táctiles para bebés

La alfabetización sensorial implica no sólo el sonido y la vista, sino los cinco sentidos. Las actividades táctiles ayudan a desarrollar el sentido del tacto de tu bebé, así como su conciencia de sí mismo y el sentido del cuerpo. Cuando juegas con texturas con tu bebé, recuerda que los bebés tienen un impulso casi irresistible de poner todo lo que tocan en sus bocas. Eso es debido a que utilizan sus bocas y sus manos para la exploración táctil. Tendrás que vigilar los riesgos de asfixia y acordarte de usar materiales no tóxicos cuando juegues.

Masaje infantil

Esta actividad se puede realizar con el más pequeño de los bebés. Usa una loción sin aroma si la piel de tu bebé es sensible, para reducir la fricción y mejorar la experiencia sensorial. Evita masajear a tu bebé demasiado pronto después de comer o puedes hacer que vomite; esto no es grave, pero es molesto. Justo antes de acostarse es un momento agradable. Desviste a tu bebé y colócalo en una toalla o una manta delante de ti, sobre su espalda. Háblale mientras le frotas suavemente los brazos, las piernas, el vientre y el pecho. Incluso puedes dar masajes a la corona de su cabeza. Tómate tu tiempo y muévete lentamente.

Tarjetas con textura

Pega papeles y tejidos con texturas interesantes, como encaje, terciopelo, arpillera o piel sintética, sobre piezas resistentes de cartulina o cartón corrugado. Deja que tu bebé manipule las tarjetas y sienta las diferentes texturas sobre su piel. Puedes frotar suavemente una de las tarjetas en la mejilla o en el brazo del bebé para animarlo en sus exploraciones. También puedes frotar las tarjetas de textura contra los pies de tu bebé para otra experiencia táctil interesante.

Juegos con bufanda

Pon a tu bebé sobre su vientre. Toma una pequeña bufanda y arrástrala suavemente a lo largo de su espalda. Ahora ruédalo sobre su espalda y arrastra la bufanda ligeramente a través de la cara y el pecho. También puedes tirar el pañuelo en el aire, y dejarlo caer a la deriva suavemente hacia abajo sobre el cuerpo de tu bebé.

Libros para tocar y sentir

En estos días puedes encontrar docenas de libros infantiles como "Pat the Bunny", "Tails", "Fuzzy Fuzzy Fuzzy" y "That's not my puppy" que ofrecen a los bebés la oportunidad de tocar y sentir las diferentes texturas mientras lees. Esta es una manera maravillosa de introducir a la rutina de cuento para dormir de tu hijo, pero no dudes en leer estos libros juntos a cualquier hora del día.

Sal al exterior

Encuentra un trozo de césped o parque con hierba verde, limpia y sana. Pon a tu bebé sobre su barriga y hazle sentir la hierba y la luz del sol en su piel. Se aferrará a las hojas de hierba, también, pero recuerda que si tiene éxito querrá ponerlas en su boca, y toda la tierra suelta también. El aire libre es también un buen lugar para experimentar con juegos de agua. Los bebés más grandes pueden disfrutar de la práctica de verter agua con una taza y un recipiente, los bebés más pequeños pueden apretar una esponja limpia; intenta ofreciendo esponjas de diferentes formas para la variedad.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por eva ortiz