Actividades sociales para pequeños bebés en guarderías infantiles

A medida que tu bebé comienza a sentarse y ganar más movilidad, está listo para comenzar a explorar la gente y los lugares que lo rodean, según el sitio web Healthy Children de la American Academy of Pediatrics, llevar el desarrollo social de tu bebé en el arenero de una guardería infantil significa que puede probar una amplia variedad de actividades que construyen estas habilidades.

Cuestiones faciales básicas

Mientras que los niños más grandes y preescolares pueden encarar tipos de actividades sociales más elaboradas en una guardería, los bebés aún no están listos para esos tipos de armados de juego en grupo. Aunque no encontrarás a tu bebé participando en un grupo de juego, él puede tomar cuestiones sociales básicas como responder a expresiones faciales. La National Network for Child Care señala que durante la primera mitad del primer año los bebés comienzan a sonreír en respuesta a la expresión facial de otra persona o su cuidador. El cuidador de tu pequeño puede jugar con esto y probar diferentes actividades faciales básicas que incluyen sonreírse entre ellos. Esto puede parecer simple pero le ayudará a tu bebé a vincularse socialmente con los demás y a entender que una sonrisa placentera logra otra sonrisa placentera de vuelta.

Imitar el sonido social

Aunque tu bebé probablemente no esté listo para hablar hasta por los codos, está haciendo ruidos que le permiten interactuar socialmente con lo que tiene a su alrededor. Alrededor del cuarto mes, según los expertos en desarrollo del niño en el sitio web Healthy Children, tu pequeño comenzará a hacer sonidos de balbuceo a propósito. Su maestra cuidadora puede reforzar el desarrollo de sus habilidades de comunicación social cuando está lejos de ti haciendo actividades de mímica. Durante este tipo de actividad, la maestra puede responder a los balbuceos de tu bebé con sonidos similares. Los profesionales de Children and Families Department en la Universidad de Nevada-Reno sugieren repetir un juego de sonido simple en el cual el cuidador repite los sonidos del bebé y espera a que éste le "conteste".

Tiempo boca abajo

El tiempo boca abajo es una excelente forma, según la Mayo Clinic, para que tu bebé desarrolle fuerza en el cuello, la cabeza y los hombros. Dicho esto, también es una forma de conseguir que se vuelva más socialmente activo. La maestra de la guardería de tu bebé lo puede colocar sobre su estómago, dejando que mire hacia arriba y explore el mundo que lo rodea. Durante el juego, su maestra puede colocarlo sobre su estómago cerca de otros bebés. Aunque las clases de bebés no están listas para ser totalmente interactivas, pueden verse entre sí en una forma nueva desde la posición de boca abajo.

Hablar y caminar

La maestra cuidadora de tu bebé puede introducirlo en la escena social del ambiente del bebé durante una actividad para caminar y hablar. Puede tomarlo en brazos, darle una cálida sonrisa social y hablarle mientras camina por la habitación. La maestra señalará varios objetos y otras personas, comunicándose con cada nueva persona que vea. Por ejemplo, mientras la maestra lo lleva por el lugar, puede señalar verbalmente a otros niños y miembros del plantel en el lugar agregando frases cortas como "Digámosle 'Hola' a la Srta. Patti" o "Allí está Donny jugando con el sonajero".

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por aldana avale