Actividades sensoriales para infantes

Los bebés aprenden y se desarrollan incluso antes de nacer. En el vientre, son capaces de escuchar y reconocer sonidos y voces. Nacen con ciertas habilidades instintivas y deseos. A través de la niñez, los pequeños están casi constantemente aprendiendo nuevas cosas y desarrollando sus habilidades motoras. Los padres que están ansiosos de ayudar a sus niños pueden desarrollar actividades sensoriales con ellos para que desarrollen sus sentidos y las habilidades motoras que necesitarán cuando crezcan.

Oido

Desde antes de nacer, los bebés están escuchando sonidos fuera del vientre. Después de nacer, están expuestos a una amplia gama de ruidos extraños en tonos variantes y niveles. Puedes ayudarlo a aprender los tonos, los niveles y el volumen haciendo un número de actividades. Los estudios han mostrado que los pequeños pueden, de hecho, detectar el ritmo en la música. Hacer algo tan simple como cantarle puede ayudarle a distinguir el tono y la calidad de sonido. Hablarle y variar el tono y el nivel siempre es una actividad simple, además de efectiva.

Tacto


Los sentidos del bebé están extremadamente intensos durante los primeros meses de vida.

Dado que son nuevos en el mundo, todos los sentidos de tu bebé están acentuados después de nacer y durante los primeros meses. Puedes ayudarle a desarrollar el sentido del tacto utilizando cosas como libros de tocar y sentir que tengan una amplia variedad de texturas para que aprenda. Pasa sus manos sobre tu piel, luego sobre tus ropas para enseñarle la diferencia de texturas. Pronto estará tomando y tocando cosas por sí sólo. Anima con seguridad su curiosidad proporcionándole tantas texturas como sea posible.

Vista

Uno de los impactos más grandes para el sistema del bebé son las luces brillantes, los colores y las vistas del nuevo mundo al que son empujados. Los pequeños tienen vista limitada justo después de nacer, y puede tomarles un tiempo ajustar su visión. Puedes ayudarle con esto utilizando colores, luces (no demasiado brillantes) e incluso sólo tu cara ayuda a desarrollar el sentido de la vista de tu bebé. Siéntate con tu niño y sólo deja que mire fijamente tu cara a medida que cambias tus expresiones, parpadeas, abres tu boca y otras cosas para estimular la visión de tu bebé. Ellos no entienden y procesan el color por un tiempo todavía. pero utilizando diferentes colores en tus actividades puedes ayudar a estimular esta visión de igual manera.

Habilidades motoras

Los bebés nacen sin mucha habilidad para controlar sus brazos, piernas y cabeza, sin mencionar el cuerpo entero. Estas habilidades motoras vienen en forma natural con el tiempo, pero puedes ayudarlos compartiendo un tiempo para ejercitarte con tu bebé. Balancea a tu pequeño sobre tu regazo para enseñarle el movimiento general del cuerpo. Gira sus brazos suavemente, y mueve sus pies hacia atrás y adelante. Cuando tu niño tenga unos meses, utiliza objetos que lo inviten a alcanzarlos y tomarlos. Esta es una habilidad motora que llega tras varios meses, así que no te desesperes si no lo logra a la primera. Puedes combinar todas estas actividades en la hora de juegos para bebé y hacer de la estimulación sensorial no solo una hora de aprendizaje, sino que sea un tiempo de vinculación para los dos.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por luis de la torre