Actividades sensoriales con comidas para bebés

Como padre de un bebé que ha pasado de la fórmula maternizada o leche materna a comer alimentos sólidos, probablemente estés bien familiarizado con su amor por jugar con la comida de su plato. Aunque es un lío, dejar que tu pequeño juegue con su comida es una actividad sensorial divertida que promueve sus habilidades motoras finas así como también el desarrollo del cerebro y el lenguaje, según señala el sitio web Designed to Nourish.

Pintar con dedos

Tu bebé probablemente explore cosas nuevas poniéndolas en su boca, lo que reemplaza la pintura tradicional como actividad. Sin embargo, dejarlo pintar con su comida es una actividad sensorial divertida que funciona como alternativa. Mientras estás alimentando a tu pequeño con comida para bebé en puré, coloca una pequeña gota sobre la bandeja de su silla alta. Deja que la esparza con sus dedos, le dé palmadas con sus manos o trate de llevársela a la boca. Esto construye la coordinación y destreza en sus dedos a la vez que le divierte.

Masa de juego casera

La masa para jugar es una actividad sensorial que promueve el crecimiento y el desarrollo de los músculos en los dedos y manos mientras la escurre y le da forma. Hacer tu propia masa es una forma fácil de crear una mezcla segura si decide comérsela y le da una forma divertida de jugar con la comida mientras cocinas o limpias la cocina. Para hacer masa para jugar, coloca un poco de harina en un bol y agrega agua hasta que la mezcla alcance la consistencia de la masa. Agrega avena para que tu bebé pueda moldear y manipular la masa. Si quieres una masa con color, agrega a la mezcla un par de gotas de colorante para comidas antes de agregar la avena. Dale a tu bebé algunos utensilios de plástico que puede utilizar para cortar y extender la masa.

Caja de arroz

La mayoría de los bebés disfrutan de una tarde en un arenero. Si el clima está muy frío, prueba con una caja de arroz dentro de la casa. Llena una pequeña caja de zapatos con arroz crudo y deja que recoja y tire arroz con tazas medidoras, cucharas y pequeños envases de plástico. O puedes llenar una pequeña piscina para niños con el arroz y sentarlo allí para que juegue. Para que el arroz sea más divertido, sumérgelo en bolsas de un galón con un poco de colorante de comida y el suficiente alcohol de frotar para cubrirlo. Deja que el arroz se asiente durante toda la noche y luego espárcelo seco antes de dejar que tu bebé juegue en él. Quédate cerca para asegurarte de que no coloque arroz en su boca porque podría provocarle asfixia.

Cocinar

No debes dejar que tu bebé llegue a la cocina y cocine contigo, pero dejarlo hacer como que cocina él solo le resultará sensorial y divertido. Mientras haces una olla de sopa, dale un pequeño bol de fideos cocidos y una cuchara y déjalo revolver contigo. Tú puedes hacer la misma actividad con verduras cocidas al vapor, arroz cocido e incluso pan. Sólo asegúrate de que los trozos no sean más grandes que 1/2 pulgada para evitar la asfixia, tal como recomienda el sitio web Healthy Children.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por aldana avale