Actividades seguras e inseguras para niños

Mantener a salvo a tus hijos es algo en lo que piensas a menudo. Sería abrumador, pero entendiendo lo que es seguro y lo que no lo es, es una manera ideal para asegurarte de que los accidentes no ocurran. Los problemas de seguridad ocurren en muchas partes de tu vida, así que la vigilancia constante y el seguimiento es la mejor manera de asegurarte de que tu hijo no se lastime o termine en una situación insegura.

Actividades interiores

El hogar es probablemente donde tu hijo hace la mayoría de sus actividades favoritas. Mantenerlo seguro no tiene que significar escuchar gritos de aburrimiento, sin embargo, debido a que muchas actividades interiores son agradables. Leer una historia juntos y luego exteriorizarla resulta entretenido para los niños de muchas edades. Los niños de la escuela primaria pueden disfrutar usando abalorios y alambre para crear su propia joyería. Haz un picnic interior donde comas tu comida sobre una manta en la sala de estar. Entrega a tus hijos una caja de cartón y permíteles crear lo que quieran con ella. Las actividades inseguras incluyen bajar por las escaleras sobre un trozo de cartón o encerrarse mutuamente en grandes contenedores de plástico. Tampoco dejes que tus hijos salten o trepen sobre los muebles. En su lugar, utiliza sábanas para construir una fortaleza con tus muebles.

Actividades exteriores

Jugar afuera es una actividad que les gusta a la mayoría de los niños. Cuando llegues al patio, asegúrate de que es apropiado para la edad. Probablemente no dejarías que un bebé baje un tobogán largo y sinuoso solo, pero es probablemente seguro para un estudiante de primaria. Jugar con aparatos calientes no es seguro porque tu hijo podría quemarse, así que compruébalo antes de permitir que jueguen. No es seguro andar en bicicletas, motos o patines sin casco, así que pídele a tu hijo que se los ponga primero para poder jugar con seguridad. Si tu hijo hace deportes, asegúrate de que usa todo el equipo adecuado para mantenerse a salvo, por ejemplo, espinilleras y un protector bucal para el fútbol. Asegúrate de que los niños de cualquier edad usen protector solar cada vez que juegan al aire libre para mantenerlos a salvo de una quemadura de sol.

Actividades acuáticas

La seguridad en el agua es sumamente importante porque los niños pueden ahogarse con un par de pulgadas de agua. El ahogamiento es la segunda causa principal de muerte accidental entre personas de cinco a 24 años de edad, señala el sitio web Kids Health. Los niños necesitan supervisión constante en la bañera o en la piscina. No permitas que los niños jueguen juegos, porque podrían mantenerse mutuamente bajo el agua durante demasiado tiempo sin darse cuenta. En los toboganes y trampolines de la piscina, es peligroso saltar cuando alguien está en la parte inferior. Los juegos de piscina seguros incluyen buceo, carreras, voleibol en el agua o Marco Polo para los niños mayores. Los niños más pequeños están a salvo sentados en una piscina poco profunda y botando y vertiendo envases de plástico y cucharas, mientras que constantemente estén supervisados.

Actividades de cocina

Los niños de todas las edades disfrutan preparando una comida o merienda con los padres. Sin embargo no es seguro que lo hagan los niños pequeños solos. Los niños pequeños nunca deben cortar con cuchillos afilados o usar la estufa o el horno. En vez de esto déjala mezclar y servir o hacer algo como un pudín, que probablemente puede hacer solo con una supervisión mínima. Los niños mayores podrían disfrutar creando un menú, reuniendo los ingredientes y haciendo una comida para la familia. Permanece cerca para dar instrucciones y consejos, si es necesario, y advierte a los niños mayores que no cocinen si no estás en casa para ayudarles.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por maria gloria garcia menendez