Actividades secuenciales para niños

La secuenciación puede parecer una habilidad fácil para un adulto, pero los niños suelen necesitar ayuda para poner las cosas en orden. Aunque la secuencia es importante para casi todas las áreas de la vida, es particularmente importante para la comprensión de lectura. Un niño que es capaz de entender el orden de los acontecimientos en un pasaje de lectura está en mejores condiciones de comprender lo que está pasando y adivinar lo que sucederá después. Las actividades de secuenciación ayudan a tu niño a practicar esas habilidades de ordenamiento cruciales.

Historias


Las historias ofrecen una secuencia natural que ayuda a tu hijo a entender el orden de los acontecimientos.

Las historias ofrecen una secuencia natural que ayuda a tu hijo a entender el orden de los acontecimientos. Después de leer un cuento a tu hijo, pídele que lo recuente. Si mezcla el orden de los acontecimientos, recuérdale cómo se desarrolló la historia. También puedes volver a leer esa sección. Para realizar la secuenciación de la historia más emocionante, haz que tu hijo actúe los principales acontecimientos de la historia en orden.

Tarjetas con imagen


Las tarjetas de imágenes son fáciles de crear, y ayudan a tu hijo a practicar poner las cosas en el orden correcto.

Las tarjetas de imágenes son fáciles de crear y ayudan a tu hijo a practicar a poner las cosas en el orden correcto. Por ejemplo, puedes tener las tarjetas que representan las etapas de crecimiento individuales de una flor, a partir de una semilla y acabar con la planta de flores. Tú puedes pedirle a tu niño que ponga las fotos en el orden correcto para mostrar la secuencia de cómo una semilla se convierte en una flor. Puedes dibujar tus propias imágenes o hacer uso de imágenes prediseñadas para hacer tarjetas con dibujos secuenciales adicionales como gatitos recién nacidos con su madre y creciendo hasta que sean gatos adultos.

Pasos de acción


Muchas de las actividades de la vida diaria siguen una secuencia particular.

Hacer un proceso paso a paso refuerza la idea de la secuenciación. Muchas de las actividades de la vida diaria siguen una secuencia particular. Cocinar es un buen ejemplo. Si no se siguen los pasos en el orden correcto, la receta no sale del todo bien. Si tu hijo tiene la edad suficiente para leer, escríbele los pasos de una receta simple para que la siga. Para los niños más pequeños, haz dibujos para representar cada paso. Hablarle sobre el orden de los pasos ayuda a reforzar la idea de secuenciación.

Juegos repetitivos


Los juegos que le piden a los jugadores repetir una secuencia en forma particular, caen en la categoría de actividad de secuenciación.

Los juegos que le piden a los jugadores repetir una secuencia en forma particular, caen en la categoría de actividad de secuenciación. Tú puedes obtener los juegos electrónicos con luces de colores que se encienden en secuencia. Estos juegos comienzan con un color y añaden otro color a la secuencia en cada ronda. Puedes hacer tu propio juego similar sin ningún equipo especial. Por ejemplo, hacer una acción determinada, como aplaudir, y luego pedirle que repita la acción. Lleva a cabo la primera acción de nuevo, pero síguela con una segunda acción. Por ejemplo, es posible que aplaudas tus manos y acaricies tu cabeza. Continúa agregando acciones cada vez que tu hijo repite la secuencia con la acción correcta.

Líneas de tiempo


Una línea de tiempo organiza eventos en orden cronológico, lo que refuerza la idea de secuenciación.

Una línea de tiempo organiza eventos en orden cronológico, lo que refuerza la idea de secuenciación. Tu niño puede crear su propia línea de tiempo de su vida o acontecimientos que recientemente le hayan pasado a él. Si está interesado en un determinado momento de la historia, ayúdale a hacer una cronología de los acontecimientos. Para una simple línea de tiempo, dibuja una línea en un papel y escribe o dibuja los eventos en orden.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por adrian tobon