Actividades rompehielos infantiles

Los rompehielos son juegos que ayudan a que los niños se familiaricen con los demás al principio de un campamento, taller o clase. Estos juegos no competitivos ayudan a los niños a aprender los nombres, aficiones e intereses de sus compañeros. Los rompehielos también pueden enseñar a un grupo recién formado cómo resolver problemas y a trabajar en equipo. Los facilitadores deben supervisar la actividad para garantizar que incluso los participantes más reservados sean incluidos en el juego.

Juego de los nombres

Este juego ayuda a los niños a aprender los nombres de los demás. Escoge un tema para el juego. Puede ajustarse a la clase o a un tema del campo, o a cualquier tema que interese a los participantes, como los animales del zoológico, las flores, los coches, los personajes de dibujos animados de Disney, los insectos o los alimentos favoritos. Debe incluir elementos que puedan ser adjuntados a sus propios nombres, como "Corvette Charlie" o "Leona Leopardo". Cada niño dice en voz baja su nombre a un líder adulto, que escribe todos los nombres en un pedazo de papel y se asegura de que cada jugador tenga un nombre diferente. Divide a los niños en dos equipos. Pídeles que formen dos filas con los equipos uno frente al otro. El adulto lee al azar los elementos de la lista. Selecciona a un niño para comenzar el juego. Él elige a un niño del otro equipo y trata de adivinar su nombre y tema con una pregunta como "¿Eres Magnolia Megan?", o "¿Tu nombre es Bobby Escarabajo?". Si adivina correctamente, el niño camina a su línea y se une a su equipo. Entonces otro niño de su equipo tiene la oportunidad de adivinar el nombre de alguien del equipo contrario. Si adivina incorrectamente, debe unirse al equipo contrario y el niño al que adivinó incorrectamente tiene la oportunidad de adivinar el nombre de alguien del equipo contrario. El juego termina después de 10 minutos o cuando todos los niños estén en el mismo lado.

Juego del caramelo

Este juego es adecuado para grupos de hasta 12 niños. Necesitas una bolsa grande de golosinas multicolores como caramelos, frutas confitadas o dulces de chocolate. Vierte las golosinas multicolores en un cuenco grande y pide a todos los niños que tomen 10 piezas de dulces y las coloquen en una pila en frente de ellos. Entonces cada niño selecciona una pieza de caramelo de su pila y responde a una pregunta predeterminada sobre sí mismo. Por ejemplo, si el niño selecciona un dulce de color púrpura, debe responder una pregunta acerca de su deporte favorito. Si selecciona una pieza de color verde, tiene que describir a su animal favorito. Otras categorías pueden incluir sus películas, canciones, deportes, juegos o pasatiempos favoritos. Un adulto puede desarrollar las categorías o trabajar con los niños para crearlas antes de comenzar el juego. Un adulto dice un color y nombra la categoría. Todos los niños que tienen ese color se turnan para compartir sus respuestas. Si un niño tiene dos o tres golosinas del color especificado, debe compartir dos o tres respuestas. Sólo se pueden comer los dulces después de haber respondido a la pregunta. El juego continúa hasta que todos los colores han sido nombrados y todas las preguntas han sido respondidas.

Memoria de nombres

Este juego ayuda a los niños a aprender los nombres de los demás. Pide a todos que se sienten en círculo y se presenten. A continuación dale un globo inflado a un niño, que debe lanzarlo a otro diciendo el nombre de ése otro niño. Éste a su vez toma el globo y lo lanza a otro niño diciendo su nombre. El juego continúa hasta que todos puedan decir los nombres de sus compañeros.

Más galerías de fotos



Escrito por gianna maria | Traducido por josé antonio palafox