Actividades de reptiles para niños

A algunos niños les dan miedo los reptiles. A otros, éstos están dentro de sus actividades favoritas. Si tu hijo adora a los cocodrilos, serpientes, camaleones y lagartijas, puedes alentar su interés en estas criaturas escamosas con actividades con tema de reptiles. Incluye una variedad de actividades tanto para educar como para entretener a tu hijo amante de los reptiles.

Visita a los reptiles

Lleva a tu hijo a ver a los reptiles de cerca y en persona en el zoológico más cercano. La mayoría de los zoológicos tienen una variedad de reptiles y muchos ofrecen programas en los cuales los niños pueden tocar e incluso sostener algunos de los más pequeños. Por ejemplo, en el Racine Zoo (racinezoo.com) en Racine, Michigan, los niños pueden familiarizarse con reptiles pequeños como tortugas, geckos, y serpientes de jardín. Podrías también tener a la mano una granja de reptiles o zoológico de reptiles en donde los niños pueden interactuar con ellos. Otros ejemplos de zoológicos de reptiles o granjas incluyen la St. Augustine Alligator Farm (alligatorfarm.com) en St. Augustine, Florida, que ofrece espectáculos en donde los entrenadores interactúan con cocodrilos y serpientes; y el Reptile & Amphibian Discovery Zoo (theradzoo.com) en Owattona, Minnesota, que llevan a los reptiles a tu casa para eventos especiales.

Libros con temas de reptiles

Lee libros emocionantes con temas de reptiles con tu hijo que le enseñen más acerca de los diferentes tipos de reptiles y sus hábitos. Los libros a considerar para niños pequeños y en edad pre-escolar incluyen "I Can Read About Alligators and Crocodiles," por Pamela G. Johnson, el cual enseña acerca de las diferencias entre los caimanes y los cocodrilos. "Lizard in the Sun," por Joanne Ryder, enseña a los niños cómo sería el ser una lagartija por un día. "The Yucky Reptile Alphabet Book," por Ralph Masiello enseña a los niños de seis años de edad en adelante sobre una gran variedad de reptiles incluyendo los que no son tan repugnantes. Para los niños de ocho años en adelante, el libro "Everything Reptile: What Kids Really Want To Know about Reptiles", por Cherie Winner, incluye información detallada y fascinante acerca de los reptiles.

Manualidades sobre reptiles

Desenpolva los artículos para manualidades para una variedad de proyectos. Si tu hijo es demasiado pequeño para utilizar las tijeras, realiza los cortes tú y permite que él los adhiera con el pegamento para niños. De igual manera, supervisa de cerca a los niños pequeños para que no se metan el material a la boca. Para una víbora flexible, pide a tu hijo que pinte ambos lados de un plato de papel, del color que quiera. Una vez que haya secado, corta el plato en espiral para que se vea como una serpiente enrollada. Da forma a uno de los extremos como la cabeza de una serpiente. Pide a tu hijo que adhiera una lengua hecha de cartulina en color negro y ojos. Para crear una rana de papel, pide a tu hijo que pinte una bolsa de papel en color verde y que la extienda con el doblez hacia arriba. Después, corta círculos grandes en blanco y círculos pequeños en negro para hacer los ojos. y una tira de papel rojo para la lengua. Pide al niño que adhiera los círculos de los ojos al doblez de la bolsa y que pinte dos puntos para la nariz de la rana. Levanta el doblez para adherir la lengua. Completa el títere cortando dos brazos y manos verdes para adherir a la parte trasera del títere.

Juegos con tema de reptiles

Para todo un día de actividades de reptiles, incluye algunos juegos con ese tema en el jardín trasero para tus hijos y sus amigos. Compra varias serpientes de hule, lagartijas y otros reptiles en la tienda de juguetes. Escóndelos por todo el jardín y pide a los niños que compitan para ver quien encuentra más serpientes. Otra actividad es la de pedir que los niños se formen para competir. Para la carrera de serpientes, pide a los niños que se arrastren por el jardín sin ponerse de pie y sin usar sus manos para impulsarse. Para la carrera de lagartijas, pide que gateen lo más rápido posible sobre sus manos y rodillas.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por glen boyd