Actividades prácticas para lidiar con un hermano menor

Tener un hermano es uno de los más grandes regalos de la vida, pero para los niños, lidiar con un hermano menor a veces puede ser frustrante. A menudo, la frustración proviene de sentirse excluido. Crear un ambiente para que tus hijos se sientan involucrados es una clave importante para fomentar las relaciones positivas entre hermanos y minimizar los colapsos.

El pequeño ayudante de mamá

Los niños quieren ayudar y ser incluidos. Los niños mayores pueden hacer tareas apropiadas para su edad, como traerte la latita del pañal, ayudar a recoger la ropa limpia o armar una zona de juegos. Los niños en edad preescolar y de jardín de infantes pueden ayudar a cuidar a sus hermanos menores cepillando su cabello, quitándoles los zapatos y calcetines, y preparando y sirviendo los alimentos con supervisión. Los hermanos más pequeños también pueden ayudar a los hermanos mayores. Los niños pequeños pueden ayudar a su hermano o hermana mayor a guardar la ropa y los juguetes. Los hermanos más pequeños requieren más atención cuando no pueden hacer mucho por sí mismos, pero cuando ambos están involucrados, nadie se siente excluido.

Juego paralelo

Crea tiempo para jugar o hacer actividades que entretienen e involucran a ambos niños (o a todos). Los bloques son perfectos para introducir las formas y enseñar a las pequeñas manos a agarrar y amontonar, mientras que los hermanos mayores construyen torres y castillos. Las burbujas estimulan visualmente a los bebés y niños pequeños, y los hermanos mayores disfrutan persiguiéndolas y haciéndolas estallar. Saca las pinturas no tóxicas para el tiempo de manualidades. Los hermanos más pequeños pueden explorar texturas y colores con pintura de dedos, mientras que los niños mayores trabajan en sus últimas obras maestras.

Hora de los cuentos

La hora de los cuentos es una actividad ganadora para los hermanos de todas las edades. Elige una historia que sea divertida y activa, y añade títeres y disfraces para reforzar la diversión. Haz que los hermanos mayores actúen la historia mientras la lees, o si ambos niños son activos, déjalos que ambos lo hagan. Pídele a tu hijo mayor que elabore un nuevo final o un nuevo personaje para la historia. Los niños pequeños disfrutarán imitar a su hermano o hermana mayor, los bebés y los niños disfrutarán el espectáculo, y nadie se sentirá excluido de la actividad.

Crea una caja de distracción

Habrá momentos en que deberás centrarte en un niño. A los hijos a veces les resulta difícil cuando no pueden tener toda tu atención, ya que atiendes más al hermano menor. Prepara una caja de distracción que contenga divertidas actividades o juguetes que sólo ven de vez en cuando; específicamente, cuando necesites un momento para ocuparte de los negocios, en los cuales ellos no pueden ayudarte. A menudo es difícil para los niños lidiar con sus hermanos menores porque quieren tu atención por su propia cuenta, pero recompensarlos con cosas divertidas y creativas para hacer cuando no puedas enfocarte en ellos es un buen incentivo para ser paciente.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por heidi deal | Traducido por dayana trillo