Actividades en Port Antonio, Jamaica

Para la mayoría de los turistas, un viaje a Jamaica significa recostarse en la playa, saborear un cóctel frutal y participar en todas las actividades que el centro vacacional tenga para ofrecer; sin embargo, si prefieres ir más allá de unas vacaciones corrientes en una isla tropical, Port Antonio, en la costa noreste de Jamaica, será tu mejor opción en la isla. Esta ciudad portuaria aún no recibe el flujo turístico de otras ciudades jamaiquinas, y ofrece una variedad de aventuras de turismo ecológico y experiencias culturales que te mostrarán una faceta diferente por completo de esta popular isla caribeña.

Aventuras al aire libre

Port Antonio es un lugar soñado para los fanáticos del aire libre, ya que constituye la puerta de entrada para muchos de los sitios más exuberantes de la isla, como los paisajes montañosos, ríos azules y cristalinos y cuevas ocultas. Puedes registrarte para una variedad de actividades que ofrece alguno de los operadores de turismo ecológico en Port Antonio, Unique Destinations (portantoniojamaica.com) o Valley Hikes (no tiene sitio web; 26 Harbour St., Port Antonio; 876-993-3881). Empaca una mochila para realizar una caminata guiada por las profundidades de Rio Grande Valley, donde obtendrás las mejores vistas del río Grande. También puedes reservar una experiencia de rafting con Rio Grande Experience (no tiene sitio web; Berrydale; 876-993-5778). Muchos de los tours incluyen además una caminata hasta las cuevas ocultas que se encuentran en Rio Grande Valley, tales como las cuevas de Foxes y Nonsuch. Otras de las maravillas naturales que vale la pena admirar incluyen las impresionantes Reich Falls y la deslumbrante Blue Lagoon, de color turquesa.

Vive como un Maroon

Puedes adentrarte en las montañas con el fin de conocer al recóndito pueblo del lugar, conocido como Maroon. Los Maroons descienden de los esclavos africanos que prefirieron huir hacia las montañas para escapar de la esclavitud, en el año 1500. En uno de sus bastiones de montaña, Moore Town, tendrás la oportunidad de conocer a los Maroons, para aprender de su rica y orgullosa historia. Unique Destinations ofrece un tour guiado a Moore Town, además de la opción de pasar una o dos noches en la casa de huéspedes de la curandera y autora Maroon Ivelyn Harris, donde enseña medicina herbal, y te preparará un baño de hierbas. También contarás con la oportunidad de disfrutar comidas y tés de hierbas Maroon tradicionales.

Tour de gastronomía local

Prueba el sabor de la auténtica comida jamaiquina más allá del restaurante de tu hotel. Algunos de los mejores lugares para comer se encuentran en chozas deterioradas al costado del camino, o a lo largo de la playa en Port Antonio. El Survival Beach Restaurant (no tiene sitio web; 24 Folly Rd., Port Antonio; 876-384-4730) no es mucho más que una choza con techo de chapas con unas pocas mesas al aire libre; sin embargo, sirve platos jamaiquinos vegetarianos sólo a base de frutos de mar. Prueba algunos platos favoritos del desayuno de Jamaica, tales como el ackee (fruta nacional de Jamaica) y pescado salado, o la especialidad del dueño, el "ital stew", un guiso vegetal típico de la cocina rastafari. En el Boston Jerk Centre (no tiene sitio web; Boston Beach Lane; Port Antonio) en Boston Beach, puedes degustar pollo grillado con especias, y cerdo con pescado, un plato originario del área de Port Antonio, según te contará con orgullo cualquier nativo. En el Coronation Bakery (no tiene sitio web; 18 West Street, Port Antonio; 876-993-2110), disfruta una variedad de panes recién horneados, por ejemplo el pan de coco y la especialidad "holey bulla", un pan de jengibre dulce. También ofrece empanadillas de carne y otros bocadillos.

Aprecia sitios históricos

Lleva contigo tu cámara para visitar algunas de las instituciones históricas de Port Antonio. Detente en Titchfield High School para ver las ruinas de Fort George, un fuerte británico construido en 1720. Visita la antigua Christ Church, la cual se construyó en 1840 y aún celebra misa. La decadente Folly Mansion alguna vez fue una enorme mansión de 60 habitaciones edificada al principio del 1900. En la actualidad, el edificio es sólo una cáscara vacía de lo que fue, pero aún así sigue siendo una vista fascinante. Camina con el agua hasta el tobillo hasta Monkey Island, cerca de la playa, donde el dueño de Folly Mansion solía tener varios monos. Los animales se han ido hace tiempo, pero la isla diminuta cuenta con senderos para caminar y plataformas para que los aventureros se arrojen al mar desde los riscos.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por sofia elvira rienti