Actividades de percusión para niños

Siembra el amor por la música en tu hijo realizando actividades y juegos de percusión con él. Hay juegos sencillos que pueden enseñarle a tu hijo el ritmo y el conteo de los tiempos, despiertan la creatividad y conectan a tu hijo con el vasto mundo del arte y de la música. Debido a que los instrumentos de percusión pueden fabricarse prácticamente de cualquier cosa es una diversión a bajo costo que toda la familia puede disfrutar.

Fabrica tus propios instrumentos

Tu hijo disfrutará elaborando su propio instrumento tanto como disfrutará tocándolo. Fabrica una maraca colocando arroz, frijoles o granos dentro de un huevo de pascua de plástico; coloca cinta adhesiva o pegamento de huevo en la abertura y estará lista para ser agitada. Un palo de lluvia se puede hacer con la asistencia de los padres clavando clavos en un tubo de cartón que puede ser un contenedor de papas fritas de cualquier tamaño. Coloca una pequeña cantidad de arroz en el tubo y pega la tapa en su lugar. Crea un tambor con una lata de café estirando una bolsa gruesa de basura sobre la abertura de la lata y asegurándola con una banda elástica. Haz que tu pequeño percusionista toque su tambor con una cuchara, un lápiz o con sus manos. Elabora una pandereta haciendo agujeros alrededor del borde de un recipiente de plástico y átale un cascabel a cada agujero con un pedazo de cuerda.

Toca los objetos de la habitación

Dale a tu niño un par de baquetas y deja que se divierta tocando en la habitación. Permite que explore los diferentes sonidos que pueden producir los objetos al percutirlos con las baquetas. Por supuesto debes retirar cualquier objeto frágil o que pueda romperse de la habitación y dejar en claro los objetos que no puede golpear pues son demasiado pesados para sacarlos de la habitación como por ejemplo el televisor. Hazle caer en cuenta que el sonido que produce una pelota de goma es diferente al sonido que produce una pelota de plástico al ser golpeadas con la misma baqueta y que hay ciertos objetos que vibran más que otros cuando se percuten.

Juegos de pregunta y respuesta

Juega a pregunta y respuesta es muy sencillo y solo necesitarás de tu cuerpo y un poco de creatividad para hacerlo. Comienza con un ritmo simple como por ejemplo dos palmas seguidas de dos pisadas con los pies, una vez termines de realizar el ritmo tu niño imitará lo que hiciste. Varía el patrón rítmico cada vez que sea tu turno experimentando con diferentes ritmos al avanzar el juego. O crea un juego para desafiar la memoria comenzando con un movimiento y añadiendo uno más cada vez que sea tu turno. Dale la oportunidad a tu niño de dirigir el juego y anímalo a que experimente con diferentes tipos de percusión corporal.

Instrumentos de percusión de chatarra

Organiza un ensamble de percusión con objetos que encuentres en la alacena, el garaje, en el cuarto de herramientas o incluso en el depósito de chatarra. Anima a tu hijo para que mire a los objetos de uso diario con otro punto de vista para descubrir las propiedades musicales que estos poseen. Por ejemplo, una lata vieja de café puede ser un tambor y las cucharas de madera ser unas excelentes baquetas. Los recipientes reutilizables de plástico para alimentos, las latas de pintura, los botes de basura, las escobas, las pelotas de baloncesto e incluso los juguetes producen ruidos y ritmos únicos.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria georgoff | Traducido por pattricia patino