Actividades entre padres e hijos que disminuyen el acoso escolar en el aula

Según el informe de 2002 del Department of Education de Michigan, el 86% de la población cree que la participación de los padres es el el factor número uno cuando se trata de mejorar la escuela. Entre los beneficios positivos que produce la participación de los padres en el aula se incluyen los logros académicos, mejores calificaciones, mejores resultados en los exámenes, incremento del número de actividades entre padres e hijos, además de la disminución del acoso escolar, conocido como bullying.

Beneficios

Si bien es cierto que las actividades entre padres e hijos en el aula tienen como principal objetivo disminuir los comportamientos de acoso, hay muchos beneficios que pueden guiar a resultados positivos. Según los jóvenes expertos del sitio web StopBullying del Department of Health y de Human Services Department de Estados Unidos, los beneficios de involucrar a los padres en contra el acoso escolar y en las actividades de clase, incluyen el sentimiento de crear un ambiente seguro donde los alumnos puedan aprender, la capacidad de los maestros para centrarse más en sus puestos de trabajo como educadores y dejar la tarea de preocuparse como adultos acerca del acoso escolar. Por ejemplo, en lugar de que siempre sean los maestros los que dirigen una presentación sobre el acoso escolar, las escuelas pueden permitir a los equipos de padres e hijos crear su propia y única presentación de PowerPoint o crear un cartel sobre temas que les informen qué deben hacer si son acosados en la escuela o en Internet.

Voluntariado

El sitio web StopBulling creado por el Departament of Health de Estados Unidos señala que los padres pueden ayudar a disminuir el acoso escolar a través de un voluntariado en la escuela. Los padres voluntarios en el salón pueden ayudar a crear un clima escolar positivo que al mismo tiempo disminuya la probabilidad de conductas de acoso. Mientras que algunos maestros pueden anunciar la oportunidad de hacer trabajo voluntario colocando un cartel en el tablón del aula para que los padres se inscriban en la hoja de firmas del boletín escolar o les envíen un correo electrónico de notificación, preguntado si como padres tienen algo que manifestar al respecto de este tema. Si tienes una idea sobre la forma de ayudar en las actividades del salón de clases, ponte en contacto con el maestro de tu hijo y manifiesta tus sugerencias. Hazles saber que estás dispuesto a participar en clase en cualquier momento que sea necesario o conveniente. Hay algunas formas creativas de ser voluntario en la escuela, con el propósito de reducir el acoso escolar. Estas actividades incluyen la lectura de libros acerca del acoso, realizar actividades artísticas en contra de la violencia o elaborar una bandera de prevención contra la intimidación a los estudiantes.

Participación de los niños

La sola presencia de los padres en el salón de clases no es suficiente para disminuir las conductas de acoso escolar. Se debe involucrar a los niños en actividades dirigidas contra el abuso junto con sus padres, para incrementar los efectos positivos. El sitio web StopBullying señala que los niños junto con los adultos como padres y maestros, realmente pueden asumir un papel de liderazgo, ayudando a crear reglas y políticas contra el acoso escolar. Mientras que los padres pueden contribuir con sus propios puntos de vista sobre cómo disminuir el acoso escolar, los estudiantes podrán agregar sus experiencias reales en la escuela en la ayuda que se requiere para efectuar cambios. Los padres pueden ofrecer realizar una cumbre dentro de la escuela acerca del acoso escolar, ayudar a los niños y publicar carteles contra este comportamiento o actuar como moderadores en los debates estudiantiles acerca de las mejores formas de prevenir el acoso escolar.

Discusión

El autor de "Bully Coach", Joel Haber, Ph.D. afirma en el sitio web Scholastic Parents que la comunicación con tu hijo es una parte clave para disminuir las conductas de acoso en la escuela. Mientras que la mayoría de estas conductas pueden darse en el hogar, los padres también pueden entrar en el salón de clases para activar los mensajes acerca de este tema. Llama o manda un correo electrónico al maestro de tu hijo y pregúntale, si tú y tu hijo pueden redactar una carta para toda la clase que abra un debate acerca del acoso escolar. Establece un tiempo y lugar, como el aula o el auditorio de la escuela, para llevar a cabo el debate y crea una lista de temas relacionados para debatir. Los debates abiertos entre padres e hijos o en la clase que traten el acoso escolar, pueden ayudar a solucionar problemas relacionados con este tema, así como presentar informes, hablar con adultos o incluso debatir acerca de lo que constituye el acoso y qué significa estar a la vanguardia.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por xochitl gutierrez cervantes