Actividades de orugas para niños

Las orugas son insectos maravillosos para la mayoría de los niños ya que empiezan como unos pequeños, peludos espantosos animales rastreros y se trasforman unas maravillosas criaturas aladas. Puedes enseñarle a tu pequeño acerca de las orugas, antes y después de su transformación, usando algo de arte, manualidades y actividades interactivas.

Manualidades de papel acerca de orugas

Haz algunas orugas para que tu hijo las coloque en el cuarto, en la mesa de la cocina y en el cuarto de la chimenea familiar. Para una actividad fácil y simple, haz una oruga de acordeón con dos piezas de diferente color de cartulina. Corta una tira de casa pieza y pégalas. Dobla las tiras para hacer un pequeño acordeón, presiona sobre los bordes doblados y después suelta. Dibuja una cara en uno de los extremos y listo, ya tienes una oruga. Para hacer una oruga más elaborada necesitamos rollos de papel o de toallas de cocina. Córtalas en piezas largas de 2 pulgadas y pinta o colorea cada pieza. Haz orificios al final de cada extremo y une las piezas con algún hilo para hacer el cuerpo de la oruga. Pega ojos movibles en uno de los extremos para terminar la manualidad. También puedes hacer tu oruga con platos desechables que están unidos con una tachuela o tiras de cartulina con la figura de un aro, uniendo el cuerpo como una cadena.

Colorea la oruga

Ayuda a tu pequeño a hacer una oruga adorable que le permitirá aprender cosas básicas. Empieza por cortar un mínimo de ocho círculos de cartulina de diferentes colores; uno de los círculos será la cabeza de la oruga y los demás serán el cuerpo. Dibuja un cara en la cabeza de la oruga y pega un par de antenas hechas de cartulina. Escribe el nombre de casa color en cada un o de los círculos de color y pégalos para unir el cuerpo. Corta pedazos de cartulina negra para hacer la patas y pégales en la parte inferior de tu oruga. Pega la oruga de colores en la pared de tu hijo para que pueda aprender los colores del arcoiris en cualquier momento.

Oruga de huellas

Si a tu hijo le facina pintar, ayuda a tu pequeño artista a hacer una obra de arte de oruga con impresiones de sus deditos. Empieza a llenar algunos recipientes con diferentes colores de pintura. Ayuda a tu hijo a meter su dedo pulgar en su color favorito y después presionarlo en la hoja que usarás para pintar, ésto será la cabeza. Limpia su pulgar y elije otro color para hacer el cuerpo, repite los mismos pasos que usaste para la cabeza, usando diferentes dedos hasta que tengas la oruga del tamaño que desees. Al terminar ayúdales a dibujar una mariposa aun lado de la oruga, usando cuatro impresiones más de su dedo pulgar. Dibuja las antenas usando rotulador negro o crayón. Mientras esperas que la pintura se seque puedes explicarle a tu hijo la manera en la que la oruga se transforma en mariposa.

Mascotas de oruga

Puedes dejar que tu hijo vea en persona el proceso de transformación de la oruga si consigues de mascotas temporales a una orugas. Puedes buscar algunas en el jardín o comprar unas en línea. Mantén a las orugas en un ambiente con tierra y arena y no olvides colocar algunas plantas como alimento. Cuando las orugas hayan terminado de crecer empezará el proceso de transformación. Ellas harán su pupa y en breve tu hijo verá a la nueva mariposa o palomilla salir del capullo de oruga. Una vez que haya salido por completo ayuda a tu hijo a liberarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por edgar hernandez