Actividades de ocio para niños

El tiempo libre es definido por Merriam-Webster como un tiempo que no se utiliza para el empleo remunerado. Para los niños, el tiempo de ocio es el tiempo libre, lejos del estrés de la escuela y las tareas domésticas. Este tiempo debe ser dedicado a hacer actividades que los niños disfrutan, desde los clubes o deportes hasta tiempo para estar tranquilos escuchando música o jugando un juego con la familia. Education.com afirma que hay beneficios de las actividades organizadas, como crear y mantener relaciones positivas con sus compañeros. Los padres sólo tienen que tener cuidado de no sobrecargar y hacer que la vida de su hijo esté demasiado ocupada, aconseja KidsHealth.org.

Música

Los niños de mediana y mas edad, los que aspiran a la universidad deben participar en la música, de acuerdo con el Departamento de Educación de EE.UU.. No sólo es una experiencia valiosa, sino que también puede ayudar a los niños a apreciar el mundo que les rodea. HealthyChildren.org cita que uno de los beneficios de la música para los niños es que actúa como relajante y calmante. También puede ayudar con la memorización y mejorar la atención. Hay un número de maneras de conseguir que tus hijos participen en actividades musicales en su tiempo libre. En casa, permite que tus niños escuchen música mientras hacen la tarea o se relajen, o puedes inscribir a tu hijo en clases de música o a un grupo de música, donde cantar o tocar un instrumento con otros niños. También puedes llevar a tu hijo a conciertos apropiados para la edad o a la sinfonía para exponerlo a una variedad de música.

Arte

Así como hay beneficios para las actividades musicales, hay una serie de beneficios cuando haces que tus hijos participen en actividades de arte. Americans for the Arts sugiere que el arte puede contribuir a estimular y desarrollar la imaginación del niño y perfeccionar las habilidades creativas y cognitivas. El arte también puede fortalecer el pensamiento crítico y la habilidades de resolución de problemas que se traducen en una carrera escolar exitosa. En los niños pequeños, el arte puede ayudar con el motor, el lenguaje y el desarrollo social. Los niños pueden participar del arte en una variedad de maneras, incluyendo la creación de proyectos de arte en casa. Puedes exponer a tus hijos al arte llevándolos a una galería de arte o a un museo. Encuentra una clase de arte o un campamento de arte para que asista.

Deportes

Considera la posibilidad de preparar a tu hijo involucrándolo en un equipo o un deporte. HealthyChildren.org dice que los deportes pueden promover la salud, enseñarles habilidades importantes de la vida y aumentar la confianza en sí mismos. Se sugiere que dejes que tu hijo sea parte de la toma de decisiones al momento de elegir un deporte. Considera la posibilidad de un deporte de equipo, como el béisbol, el fútbol o el fútbol americano. También puedes encontrar un lugar donde le enseñen golf, tenis, artes marciales o algunos eventos de pista y campo. Si tu hijo no está interesado en cualquiera de los anteriores, todavía puedes hacer algo de deporte en familia, como jugar a los bolos, patinar, nadar o dar un paseo en bicicleta.

Naturaleza

Otro tipo de actividad de ocio que tu hijo puede disfrutar es aquella que implica la naturaleza. Según la National Wildlife Federation, hacer que los niños estén al aire libre puede mantenerlos en forma y reducir el estrés. Puedes ayudar a que tu hijo pase un día al aire libre anotándolo en un paseo por la naturaleza o un campamento de una noche o localizando el programa en una reserva natural cercana o centro de naturaleza. O bien, puedes hacer actividades en la naturaleza como familia, como la pesca, ir de excursión, visitar los parques, ir en canoa a un lago o un río, o buscar una granja en la zona para visitar. KidsHealth.org recomienda algunas cosas para hacer que tus aventuras al aire libre sean seguras, como el uso de protector solar, la práctica de la seguridad del agua, evitar la hiedra venenosa y el control de garrapatas después de jugar al aire libre.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por vanina frickel